Jin Liwang/Xinhua/Eyevine

China lanza el primer satélite de comunicación cuántica. ¿Qué significa?

16-08-2016

¿El comienzo de la comunicación inhackable?

En la era de los ataques cibernéticos y la vigilancia electrónica, los países y ciudadanos de todo el mundo buscan cualquier medio para asegurar sus comunicaciones.

China se acerca a cumplir este objetivo, tras mandar el el primer satélite de comunicación cuántica, lo que permitirá a los científicos enviar mensajes del espacio a la Tierra con tecnología cuántica, que emplea fotones, o partículas de luz. Este tipo de comunicación podría ser el más seguro hasta hoy conocido.

Después de entrar en órbita a 500 km de altura, el satélite dará una vuelta a la Tierra cada 90 minutos. El objetivo, es demostrar el interés de la tecnología cuántica en las comunicaciones de larga distancia.

Los satélites de comunicación tradicionales envían señales que utilizan ondas de radio. Sin embargo, un satélite de comunicación cuántica utiliza un cristal que produce un par de fotones entrelazados cuyas propiedades permanecen entrelazadas incluso si uno se transmite a gran distancia. Los mensajes pueden ser enviados mediante la manipulación de estas propiedades.

Veámoslo con calma.

La criptografía opera a través de claves de cifrado, que cuando se aplican a un algoritmo de cifrado, puede descifrar o cifrar un mensaje. El entrelazamiento cuántico es el acto de la fusión de dos o más partículas en “estados cuánticos". En estos estados, ninguna partícula puede ser descrita de forma independiente; en cambio, las partículas existen en un estado cuántico compartido y confuso que "colapsa" cuando se observa. La encriptación cuántica aprovecha esta característica para detectar a los posibles intrusos, cuya presencia hace que los estados cuánticos colapsen y revelen su espionaje. 

De esta forma, en teoría, dos partes podrían comunicarse en secreto, con la certeza de que cualquier espía dejaría huella.

El nuevo programa espacial de comunicación cuántica de China, o QUESS, tratará de convertir esta teoría en realidad. Se pondrá en marcha en julio de 2016. El Jefe científico Pan Jianwei, comentó que QUESS completará la creciente red de comunicaciones cuánticas de China, que incluye una red de 2,000 km de largo entre Beijing y Shanghai.

La misión de QUESS es poner a prueba los fenómenos de entrelazamiento cuántico. Este satélite de 500 kg transmitirá entre dos estaciones terrestres (una en China, y la otra en Europa) que transmiten claves cuánticas.

quantum_teleportation.jpg

Además de sus propios esfuerzos, los científicos chinos se han unido con sus homólogos europeos sobre otras tecnologías cuánticas como la teleportación de fotones, la reducción de errores de transmisión y la generación de números aleatorios. Si QUESS tiene éxito, China va a construir una red de distribución de claves cuánticas entre Asia y Europa en el 2020, para seguir con una red mundial de comunicaciones cuánticas en el año 2030.

Ante las recientes preocupaciones sobre la seguridad de la información en China, especialmente en la era post Snowden, la codificación cuántica promete brindar un alto grado de cifrado inquebrantable, así como un método infalible para detectar cualquier violación o hackeo.

 **

Fuentes: 

Pop Science; The New York Times

 

También te puede interesar: