Mujeres en la ciencia

08-03-2017

Por: Alejandra Almed


Como en muchos ámbitos de nuestra sociedad, las mujeres lamentablemente no siempre logran el reconocimiento que merecen. Este es el caso de la ciencia y la tecnología, un área que ha permanecido por mucho tiempo bajo el dominio de los hombres.

Poco a poco el género femenino se ha ido abriendo camino y en la actualidad es más común encontrar mujeres que destaquen en el terreno científico.

Un ejemplo reciente son las ganadoras del premio Nobel de Medicina en el 2009, la australiana Elizabeth H. Blackburn y la estadounidense Carol W. Greider, quienes junto con Jack W. Szostak, recibieron el Premio Nobel gracias a sus estudios en telómeros y la telomerasa, uno de los más importantes campos de estudio genético, especialmente en el ámbito del envejecimiento celular.

carol_thumb2.jpg

Y cómo olvidar a las mujeres que llegaron al espacio. Recordemos a la primera mujer en salir del planeta, la rusa Valentina Tereshkova, quien en 1963 viajó alrededor de la Tierra en una misión a bordo de la nave Vostok 6.  Posteriormente, en 1983, Sally Ride, se convirtió en la primera estadounidense en salir al espacio exterior, viajando junto con la tripulación de la nave Challenger, a cargo de la NASA. 

space women.jpg
 
A la izquierda la rusa Valentina Tereshkova, la primera mujer en viajar al espacio.
A la derecha la norteamericana Sally Ride.        

 

A pesar de que no ha pasado tanto tiempo desde estos acontecimientos, a lo largo de la historia mujeres excepcionales han luchado por ganarse un lugar en la rama de la ciencia ¿Quiénes fueron las primeras valientes que abrieron el camino a sus colegas femeninas?

La primera en encabezar la lista sería tal vez Hipatia de Alejandría, la primera mujer en hacer una contribución sustancial al ámbito de las matemáticas. Nació en Alejandría en el año 370 y murió en 417.  Por sus estudios en ciencia, filosofía, astronomía y física, esta mujer fue considerada hereje por las comunidades religiosas cristianas y decidieron asesinarla. Es por esto que Hipatia es considerada mártir de las ciencias, su imagen es tomada como símbolo defensor de las ciencias y sin más, es la santa patrona de esta rama. Así que ya sabemos a quién encomendarnos para que el gobierno mexicano invierta más en ciencia y tecnología.  

hipatia_de_alejandria1.jpg

Hipatia de Alejandría

La mujer más importante en el ámbito de las matemáticas, según Albert Einstein, es Emmy Noether, una mujer que nació en Alemania en 1882 y murió en Estados Unidos en 1935. Hizo grandes contribuciones, en especial a la física teórica y algebra abstracta.

Emmy Noether.jpg

Emmy Noether
SPL/Photo Researchers
 

Y no olvidemos a la primera mujer en ganar el Premio Nobel, Marie Salomea Skłodowska Curie, mejor conocida con el apellido de su marido, Marie Curie. Fue la primera en identificar el Polonio (Po) y el Radio (Ra) como elementos químicos. Esta mujer dedicó su vida a la radioactividad, lo que le valió para convertirse en la primera mujer en ganar un Primo Nobel y la primera persona en obtener dos Premios Nobel en dos campos distintos (Física en 1903 y Química en 1910). Sus estudios han logrado enormes avances en la Química y en la Física.

Marie_Curie_1434920c.jpg Marie Curie. Foto: AP

Jocelyn Bell, fue una astrofísica que, junto con su asesor de tesis Antony Hewish, descubrió la primera radioseñal de un púlsar -señales provenientes de estrellas muy masivas que rotan a gran velocidad-. En 1974 Hewish recibió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento sin darle reconocimiento a Bell. Desafortunadamente, no es el primer acontecimiento en donde se desacredita el trabajo de una mujer, sin embargo Bell continuó su vida como científica y fue galardonada con muchos otros premios. 

Jocelyn Bell.jpg 

Jocelyn Bell/ BBC

 

Otra gran inspiración es Jane Goodall, primatóloga nacida en Inglaterra en 1934, se dedicó al estudio de los chimpancés y dedicó su vida a investigar el comportamiento, el uso de herramientas y modos de vida de estos animales. Sus estudios dieron fruto en el 2003 cuando fueron reconocidos por la comunidad científica y obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. La inspiración de esta sobresaliente mujer previno de historias de ficción como Tarzán. No era la Jane de Tarzán pero le hubiera gustado serlo.

goodall1_140526.jpg Jane Goodall
Foto: Michael Neugebauer

 EN LA ACTUALIDAD 

Hoy en día existen en la NASA varias mujeres que se desempeñan en un campo laboral predominado por hombres. Esta institución, una de las más reconocidas a nivel mundial, ha seleccionado a cuatro mujeres para que puedan ser las próximas astronautas en completar las futuras misiones al espacio, como explorar un asteroide o inclusive pisar Marte.

Jessica Mier, graduada de la Universidad de Brown con un posgrado en la Universidad Internacional del Espacio y un doctorado en el Instituto de oceanógrafa Scripps en San Diego.

Anne C. McClain que es mayor del ejército de los Estados Unidos, graduada de la Academia militar en West Point, Nueva York, la Universidad de Bath y la U. de Bristol en Reino Unido. Actualmente es piloto de helicóptero OH-58.

Nicole Aunapu Mann pertenece al Cuerpo de Marines, estudio en la Academia Naval en la U. de Stanford ;asimismo tiene una amplia experiencia como piloto.

Christina M. Hamaca que actualmente tiene un puesto de responsabilidad en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y estudió en la U. de Carolina del Norte. 

mujeres nasa.png

Otra mujer digna de ser reconocida actualmente es la Doctora Silvia Torres-Peimbert. Es una astrónoma egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM, con un doctorado por la U. de California, Berkley. Su trabajo ha ayudado a comprender el origen y la evolución del Universo. En el 2012 fue electa presidenta de la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés) para ocupar dicho cargo del 2015 al  2018. Al mismo tiempo, desarrolla un importante papel en la divulgación de ciencias en México, pues es editora de la Revista mexicana de Astronomía y Astrofísica y ha impartido varias Conferencias del mismo tema. 

Imagen 1.png

Podemos mencionar también a Emily Levesque que es asistente de profesor en la Universidad de Washington en el departamento de astronomía. Tiene una gran investigación en la comprensión de las estrellas masivas mediante la construcción de modelos de galaxias y el análisis de datos de longitud de onda. Sus avances permiten que investigadores aprovechen al máximo la tecnología espacial. 

Imagen 2.png

En otro campo tenemos a la arqueóloga Holley Moyes, que mediante sus estudios de los restos arqueológicos de la cultura Maya quiere ayudar a preservar y descubrir más sobre esta civilización antigua. Moyes ha pasado los últimos 20 años explorando cuevas de Belice. 

Imagen 3.png

Katrin Amunts nos recuerda que actualmente existen muchos aspectos del cerebro humano que no hemos llegado a comprender en su totalidad. Para ayudar a resolver estos misterios Amunts, junto con su equipo, construyen un mapa en 3D del cerebro. Es profesor en el Centro de Investigación de Jülich, en Alemania y directora del Instituto de Cecile y Oskar Vogt para la Investigación del Cerebro de la U. DE Heinrich Heine. 

Imagen 4.png

Sara Seager ha descubierto 700 planetas, con un solo objetivo: descubrir otra Tierra. Gracias a la ayuda del telescopio espacial Kepler, Seager ha podido estudiar y comprender la composición y la temperatura de otros planetas. Gracias a estos acercamientos los científicos están a un paso más de identificar atmósferas similares a la de nuestro planeta. Seager es astrofísica del Instituto de Tecnología de Massachusetts. 

Imagen 5.png

Estas son solo unas pocas de las mujeres que actualmente están haciendo un cambio en el campo de las ciencias, sin duda hay muchísimas más que hoy en día se desempeñan en labores antes impensables para el genero femenino. Es importante recalcar que la igualdad de genero no se trata únicamente del campo laboral, donde las mujeres se han podido abrir camino, sino en el ámbito diario, en donde una mujer se merece el mismo respeto que un hombre. Igualmente se merece el mismo respeto una mujer que decide dedicar su vida a su carrera que una mujer que decide dedicar su vida al hogar.

 

También te puede interesar: