Foto aérea del sitio arqueológico Mt05, un recinto circular ubicado en la selva amazónica que contiene evidencia de sociedades precolombinas que vivieron allí José Iriarte

Antes de la conquista un millón de personas habitaron las partes de la Amazonia que se creían inhabitables

30-03-2018

Geoglifos misteriosos revelan que la Amazonia estuvo más poblada de lo imaginado.

Por: Luis Moctezuma

La deforestación es un gran problema del mundo actual, sin embargo, a veces llega a ser útil para la ciencia. Gracias a ella se descubrió un terreno que alguna vez estuvo densamente poblado en lo que ahora es Brasil. En esa región que hasta hace poco era una selva densa se encontraron restos de asentamientos humanos. Los resultados de esta investigación aparecieron en la revista Nature.

La historia precolombina, como la conocemos hoy, menciona poco sobre la Amazonia. Se cree que los grupos humanos se formaron alrededor de los grandes cuerpos de agua; sin embargo, los restos de los que habla la investigación citada demuestran que aún en las zonas alejadas de los grandes caudales de los ríos había asentamientos humanos densamente poblados.

¿Qué se encontró?

Lo que llamó la atención desde las fotografías aéreas fueron unas formas geométricas. En las cabeceras del río Tapajós, al sur de Brasil, se reconocieron ciertos patrones geométricos conocidos como Geoglifos. Estos se presentaron en forma de cuadrados, círculos y hexágonos. Por ahora se les atribuyen fines ceremoniales; sin embargo, falta mucho por comprender sobre lo que se encuentra en esta zona arqueológica.

            La imagen que se tiene ahora de este tipo de poblados es la de pueblos amurallados con actividad agrícola. El área analizada comprende 1800 km de largo. Se cree que el territorio que abarcaron las poblaciones de este tipo podrían alcanzar hasta 400 mil km2 al sur de la Amazonia.

            Entre las particularidades de estas zonas está la presencia de tierra negra. Esta se encuentra en regiones en donde el ser humano ha vivido por mucho tiempo. Se le reconoce por su fertilidad. Además de ella se encontraron vestigios de cerámica. Al parecer los pobladores de esta región lograron establecerse sin la necesidad de un gran río que les proveyera de alimento como se creía que hizo la mayor parte de la población Amazónica antes de la conquista.

            Se estima que estos poblados fueron habitados entre los años 1250 y 1500 de nuestra era. A partir de un modelo diseñado por los investigadores se calculó la población estimada de esta zona en la época precolombina. El resultado fue de 463,555 habitantes. Esto difiere mucho con la versión oficial sobre una Amazonia con poca densidad poblacional y distribuida en los márgenes de los ríos de gran caudal.

¿Cómo cambia esto la forma en que vemos el pasado americano?

Lo que se sabe sobre la forma en que vivían los pobladores de la Amazonia es poco. El equipo integrado por investigadores de la Universidad Federal de Pará, del Estado de Mato Grosso y el Instituto para la Investigación del Espacio en Brasil, así como la Universidad de Exeter en Reino Unido, propone un modelo que conecta diferentes poblaciones del sur de América. No se trata únicamente de Brasil, sino que considera un territorio amplio que llega hasta la Llanura de Moxos en Bolivia.

            Este modelo se basa en coincidencias como la distribución espacial de los poblados y la presencia de técnicas agrícolas similares. La propuesta de esta investigación es que, a diferencia de lo que acepta históricamente hasta ahora, la población en los terrenos planos y alejados de los grandes ríos de la Amazonia fue densa.

¿Qué podemos aprender de estos asentamientos humanos?

Los restos de estos poblados al sur de Brasil aparecieron gracias al daño ambiental. Irónicamente nos pueden enseñar mucho sobre la forma en que los habitantes de esta región lograron coexistir con la naturaleza sin

. Entre las ruinas se encuentran distintas alteraciones del terreno, algunas de ellas indican la presencia de canales.

            Para una vida agrícola se necesita agua y al parecer los antiguos habitantes de la Amazonia comprendían esto. Si, como propone el equipo de investigadores, esta zona estuvo densamente poblada en el pasado, el cuidado ambiental debió ser altamente funcional. Los vestigios de estos poblados se encontraban dentro de la selva, que apenas en las últimas décadas ha cedido espacio a la deforestación. Habría mucho que aprender de quienes lograron vivir en la Amazonia sin destruirla hace cientos de años.

 

También te puede interesar: