Esqueleto humano prehistórico en la cueva de Chan Hol, antes de ser saqueada por buzos de cuevas desconocidos. Crédito: Tom Poole, Liquid Jungle Lab

¿Cuándo y cómo llegaron los primeros pobladores a América?

11-09-2017

Nuevos descubrimientos en México abren el debate

Por: Alejandra Almed

Si bien una de las historias más aceptadas sobre el poblamiento de América dice que los primeros hombres llegaron a Norteamérica desde Asia por el Estrecho de Bering durante la última glaciación y que de ahí fueron descendiendo hacia el resto del continente, no podemos olvidar las otra teorías, que ahora más que nunca toman fuerza dentro de la comunidad científica. Los recientes descubrimientos en el sur de México y otros países sudamericanos ponen en discusión el tema del poblamiento de América, pues quizás los primeros hombres llegaron a nuestro continente mucho antes de lo pensado y no por una misma vía. 

poblamiento-de-america1.png

Quizás te preguntes por qué es importante hablar sobre las primeras migraciones americanas si ya dejaste atrás la primaria ¿no?. Pues resulta, como ya ha pasado con muchas otras teorías científicas e históricas, nuevos descubrimientos ponen en duda hipótesis pasadas y han sido lo suficientemente fuertes para cambiar la historia como la conocemos.

Hace unos cuantos días, después de 5 años, se publicaron los resultados de los estudios de un esqueleto humano encontrado en una de las cuevas de Tulum, la cueva Chan Hol, en 2012. La investigación, publicada en Plos One, señaló que estos fósiles representan uno de los hallazgos más antiguos de huesos humanos de todo el continente americano.

Este nuevo descubrimiento pone en duda la hipótesis más aceptada sobre los primeros asentamientos en América, que afirma que la primera migración tuvo lugar en el norte del continente hace 12,600 años con la cultura clovis, gracias al paso congelado del Estrecho de Bering durante la última glaciación.  

El esqueleto se encontró por primera vez en el 2012 en la península de Yucatán, dentro de la cueva Chan Hol II. Después de varios años de estudios, el equipo alemán-mexicano encontró que los huesos se remontaban al Pleistoceno tardío durante la última era glaciar. El profesor Dr. Wolfgang Stinnesbecl y el biólogo Arturo Gonzáles Gonzáles, encargados de la investigación, han fechado el esqueleto en por lo menos 13,000 años de antigüedad, basándose en una estalagmita que creció en el hueso de la cadera. 

PoblamientoDeAmerica1.jpg
 Crédito: Tom Poole, Liquid Jungle Lab

 

Con 13,000 años de antigüedad, se convierte en el fósil humano más antiguo que se ha encontrado en las Américas, y que justamente pone en tela de juicio el poblamiento del continente.  La teoría de las migraciones múltiples y de asentamientos humanos anteriores a los de la cultura clovis en el sur del continente ya había sido introducida con base en muchos otros descubrimientos sudamericanos. No obstante estos descubrimientos corresponden mayormente a artefactos y herramientas trabajadas por el hombre.

En Brasil, por ejemplo, se han fechado objetos de hace 30,000 años; en Venezuela, herramientas de hace 14,000 años; en Chile, desde hace 33,360 años, mientras que en el norte de América sólo llegan a los 10 y 12 mil años de antigüedad. Hasta la fecha es sumamente difícil encontrar restos humanos anteriores a 10,000 años; es por esto que los nuevos descubrimientos del sur de México son piezas clave para entender y saber más sobre cómo y cuándo se pobló por primera vez el continente.

Los nuevos fósiles humanos se han descubierto en un sistema de cuevas inundadas cerca de Tulum, Quintana Roo. Comenzaron en el 2006, cuando una pareja de espeleobuzos alemanes exploraban el sitio de la cueva de Chan Hol. La pareja de apellido Thursten se encontró con los restos óseos, del después denominado Jovén de Chan Hol, y dio aviso a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Quintana Roo. Después de 3 años de estudios in situ, fue extraído a la superficie en el 2010 por un grupo de expertos encabezados por el biólogo Arturo Gonzáles, coordinador del proyecto Estudio de los Hombres Precerámicos.

Posterior al primer descubrimiento, las investigaciones del lugar comenzaron y junto con estas una continua sucesión de hallazgos fósiles. Los denominados La Mujer de Naharon, La Mujer de las Palmas, El Hombre del Templo, Naia y el esqueleto de Chan Hol II son otros restos fósiles que se han hallado; sus nombres se deben a la cueva donde fueron encontrados. A la fecha son 7 los esqueletos localizados en este importante sistema de cuevas. Los estudios y las investigaciones han recaído en distintos grupos científicos, todos con la participación del INAH.

Poblamiento América
Restos fósiles de algunos animales pleistocenos encontrados en la cueva Hoyo Negro.
Crédito: Programa Hoyo Negro

 

En el llamado Hoyo Negro, otro pozo de agua de dimensiones poco antes vistas, se encontró en el 2007 el esqueleto de una niña de unos 15 años que vivió hace 12,000 años. El esqueleto de Naia -nombre que le otorgaron en honor a una ninfa del agua- hasta la reciente investigación, había sido el esqueleto más antiguo encontrado en América. Fue encontrado gracias al Proyecto Espeleológico Tulum (PET). 

Este lugar también preservó a una fauna pleistocénica extinta, como gonfoterio, tigre dientes de sable, perezoso gigante, cánido, oso, y otros animales aún existentes como el tapir, el puma concolor y el murciélago, entre otros.

Según los científicos, en un principio, este sistema de cuevas se encontraba por encima del nivel del mar, sin embargo después del aumento mundial en los niveles del mar, después de la era de hielo, las cuevas quedaron bajo el agua resguardando en buenas condiciones restos de información histórica, arqueológica, paleontológica y climática de una época muy temprana. 

El esqueleto recién descubierto en la cueva Chan Hol II, fue hallado a principios del 2012, desafortunadamente unos meses después, el 80% de los restos fue saqueado y robado. El equipo pudo trabajar solo con un 10% de lo que en un principio se había descubierto y que ahora sólo queda registro en fotografías. De hecho, el hueso de la cadera que fue clave para datar al esqueleto se salvó gracias a la protección de la cal-sinter de piedra dura de la estalagmita, que se utilizó para estimar los años de antigüedad.

Poblamiento América
Fotografías del hallazgo fósil publicadas por el equipo alemán-mexicano.
Crédito: : Estudios publicados por el equipo en PLOS ONE

 

Fue gracias a la estalagmita que creció en la parte de la pelvis, que los años de este esqueleto fueron calculados. El método convencional de datación con radiocarbono fue imposible de utilizar debido a que el colágeno de los huesos había sido completamente desgastado por el agua. En un principio, el análisis de los isótopos de uranio- torio otorgó al esqueleto una edad de 11,300 años. Sin embargo, los datos climáticos y de precipitación de la estalagmita mostraron una edad claramente superior.

El esqueleto fue encontrado a unos 8.5 m de profundidad, a unos 1,240 m al suroeste de la cueva Chan Hol. La profundidad máxima de esta cueva es de 13 m por debajo del nivel del mar actual.

Este esqueleto de Chan Hol II, con 13,000 años de antigüedad, supera a Naia, la niña de 15 años que ocupaba el primer lugar del resto más arcaico de América con 12,000 años. 

El esqueleto de Chan Hol ll "representa uno de los esqueletos humanos más antiguos de América y nuestros datos subrayan la gran importancia de las cuevas de Tulúm para el debate sobre el asentamiento del continente", dice el Profesor Stinnesbeck, Cientifico del Planeta Tierra de la Universidad de Heidelberg.

También te puede interesar: