Un hombre con el título "obsidiana junior" se arrodilla ante el monarca en uno mural Maya descubierto en Guatemala en el 2010. Crédito: Ilustración de Heather Hurst, copyright 2014
Crédito de la Imágen: Ilustración de Heather Hurst, copyright 2014
Crédito: Ilustración de Heather Hurst, copyright 2014
Crédito: Fotografía por H. Hurst, 2012, cortesía del Proyecto Arqueológico Regional San Bartolo-Xultun

Insólito mural maya pinta a los asesores del monarca

24-02-2015

De acuerdo a un estudio reciente, un antiguo mural maya encontrado en la selva guatemalteca, puede representar un retrato del grupo de asesores dentro de la realeza maya.

La mayoría de los murales mayas representan la vida interna de la familia real, pero un mural descubierto en Guatemala en el 2010, muestra una escena vibrante de intelectuales consultores con el monarca, que viste como el dios Maya del viento.

Detrás de él, un asistente – escondido detrás del masivo penacho del monarca- le agrega una característica única al mural, dijo Bill Saturno, investigador principal del estudio y profesor asistente de arqueología en la Universidad de Boston.

Los murales también proporcionaron información sobre un hombre enterrado debajo de ellos. Durante la excavación, los arqueólogos encontraron el esqueleto de un hombre vestido como los sabios del mural. De acuerdo a Saturnino, es posible que el hombre viviera en el lugar que más tarde se convirtió en su descanso final.

Los arqueólogos descubrieron los murales, de aproximadamente 1,250 años en la antigua ciudad de Xultún, que se encuentra en la parte noreste de la actual Guatemala. El hallazgo se produjo, durante un estudio arqueológico, cuando un investigador inspeccionaba las pistas que los saqueadores habían dejado en un viejo sendero de la selva y se topó con unos muros pintados, cubiertos por la maleza.

"Mi suposición era que habría muy poco que ver", dijo Saturno. "No porque los mayas no pintaran murales, que lo hacían, sino porque no se conservan bien en un ambiente tropical."

Sin embargo, los elementos habían sido amables con el edificio y sus tesoros. La excavación descubrió una sala rectangular, cubierta con murales y un calendario Maya, el calendario maya más antiguo conocido.

De acuerdo a los investigadores, el mural es uno de los únicos dos murales conocidos en las tierras bajas mayas que han perdurado a lo largo de los siglos. Las pinturas de Xultún, decoradas en vibrantes pigmentos de rojo, azul, verde y negro, cubren tres de las cuatro paredes de la habitación.

En el mural aparece, además del rey y su asistente, un hombre de rodillas ante el monarca con la inscripción itz'in taaj, que significa "obsidiana junior". Detrás de este personaje, en la pared oeste, se muestra a tres hombres vestidos de negro, sentados con las piernas cruzadas, con un medallón en el pecho, con penachos de plumas y con taparrabos blancos. El primero no tiene apelativo, el segundo aparece etiquetado como ch'ok o "juventud" y el tercero como sakun taaj u "obsidiana mayor".

Los investigadores aún no tienen muy claro el significado de obsidiana en este contexto, pero pudieron ser hombres religiosos, eruditos o quizá algo intermedio. Los hombres aparecen elaborando libros y tablas de pinturas en las paredes.

El hecho de que los tres hombres estén vestidos igual y se presenten alineados en una pared, indica que están siendo representados como una unidad, apunto Saturnino. Así mismo, el mismo vestuario sugiere que los obsidianas compartían funciones similares.

Por otra parte, es posible que las personas que cumplían el orden de obsidianas vivieran en aquella sala durante algún tiempo, ya que hay decenas de textos pintados en las paredes.  

 

También te puede interesar: