Una extrema sequía influyó en el colapso maya

03-08-2018

los mayas siguen dándonos lecciones.

Por: Luis Moctezuma


La civilización maya es reconocida como una de las más importantes en el mundo antiguo. En algún momento de su historia, las ciudades empezaron a colapsar y lo que alguna vez fue uno de los grandes imperios mesoamericanos perdió su esplendor. A la llegada de los españoles a México aún existían poblaciones mayas pero la época dorada ya había pasado.

Existen muchas teorías sobre lo que provocó esta desaparición de las grandes ciudades. Las teorías van de las más fantasiosas que incluyen influencia extraterrestre o grandes cataclismos a otras que consideran al cambio climático. Una creencia común entre las explicaciones científicas es que los recursos empezaron a escasear y esto llevó a que los mayas abandonaran sus ciudades.

Las causas que se han propuesto son distintas. Una que se planteó hace un par de décadas, a mediados de los 90 es la sequía. Entonces se reconocía a ésta como una de las posibles causas y se exponían los efectos que debió tener sobre las poblaciones mayas. Ahora se tiene una investigación que muestra con datos, el nivel de sequía que se tuvo a finales del periodo Clásico. Los resultados aparecieron en la revista Science el 3 de agosto de 2018.

La sequía en cifras

Una sequía es capaz de alterar fuertemente cualquier entorno. Según los datos recabados por investigadores de las universidades de Cambridge y Florida ésta redujo casi a la mitad los niveles de lluvia a finales del periodo Clásico (entre 800 y 100 de la Era Común). Para llegar a estos resultados diseñaron un método de medición que aplicaron sobre la Laguna de Chichankanab en la Península de Yucatán.

La clave para reconocer las precipitaciones en un momento de la historia fue el yeso. Este aparece en periodos de sequía y sobre él se hicieron medidas isotópicas. El método consistió en analizar los isótopos atrapados en la estructura cristalina del yeso. Para la medición se recurrió a tres isótopos de oxígeno y dos de hidrógeno. Los resultados se consideran extremadamente precisos.

Durante el periodo que se estudió la precipitación pluvial disminuyó considerablemente. Esta reducción fue de entre 41% y 54% en promedio; sin embargo, en los momentos más críticos se llegó incluso a una reducción del 70% de lluvia. Ante este panorama mantener el estilo de vida acostumbrado en las grandes ciudades no debió ser fácil.

Otra alteración significativa fue la humedad. Para quienes conocen la Península de Yucatán será difícil imaginarla sin una gran humedad. Es una característica del entorno y en aquella época a finales del periodo Clásico fue entre 2% y 7% menor, comparada con la actual. Ante una escasez de agua actividades como la agricultura debió verse gravemente afectada.

Un cambio en el clima que sacudió a las ciudades

El motivo del estudio publicado por la revista Science fue medir el tamaño de la sequía; sin embargo, será útil para comprender otros fenómenos. El impacto que la sequía pudo tener sobre las actividades humanas es una de las consecuencias lógicas a partir de estos datos. Se trata de una investigación cuantitativa que ayudará a investigadores en otras áreas. Ya se considera que el clima y una serie de cambios inesperados fueron los causantes del fin del esplendor maya, ahora hay datos que permitirán darle una forma más clara.

Al igual que la civilización maya vivimos una época en que el clima se vuelve extremo. Habrá que usar la información que tenemos sobre el pasado para tomar decisiones que nos ayuden a tener una mejor respuesta ante los cambios. Por ahora tenemos nuevos datos que nos ayudarán a hacernos nuevas preguntas sobre lo que ocurrió en el territorio que hoy habitamos.

También te puede interesar: