Crédito: ARSEN GALSTYAN EFE

A días de Rusia 2018, el balón que inaugurará el mundial regresó desde el espacio

04-06-2018

El primer mundial que llega hasta el espacio.

Como bien recordaras, el pasado 21 de marzo, el fútbol y la exploración espacial unieron sus caminos cuando el balón oficial de la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018 emprendió un viaje espacial que tuvo como destino la Estación Espacial Internacional. El esférico fue llevado al espacio por la cápsula rusa Soyuz que despegó desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán. Oleg Artemyev, astronauta ruso, fue el encargado de llevar el Telstar 18 en su viaje espacial.

   Además del balón oficial que será utilizado en el partido inaugural entre las selecciones de Rusia y Arabia Saudita, los cosmonautas también llevarón entre sus pertenencias al lobo Zabivaka, la mascota oficial de la Copa del Mundo que comenzará el próximo 14 de junio en Moscú y quien estará presente mientas los habitantes de la EEI disfrutan de los partidos mundialistas desde el espacio.

   A unos días de empezar el mundial, el balón regresó a la superficie terrestre en las manos de otro astronauta ruso, Antón Shkaplerov, quien se encuentra en una misión en la EEI desde diciembre del 2017 y él mismo será el encargado de entregar el esférico a las autoridades de la FIFA para que lo resguarden hasta el día del partido inaugural. 

   A bordo de la cápsula de descenso, que finalmente aterrizó en paracaídas, retornaron tres astronautas: Anton Chkaplerov, Scott Tingle y Norishige Kanai, de origen ruso, estadounidense y japonés en ese mismo orden. La cápsula aterrizó a las 12:39 horas GMT cerca de la ciudad de Jezkazgan, en la estepa de Kazajistán el pasado 3 de junio.

   Los astronautas habían pasado más de 5 meses en el espacio para llevar a cabo varios experimentos científicos. Tingle realizaba su primer vuelo e hizo una salida al espacio para remplazar la mano de un brazo robótico de la estación. Kanai documentó su viaje en Twitter, donde declaró en enero haber crecido dos centímetros tras su llegada a la estación.

   Rusia tiene una gran tradición de exploración espacial y esta no es la primera vez que los cosmonautas de dicho país promocionan la Copa del Mundo. Hace 4 años, cuando se develó el logo de Rusia 2018, los organizadores decidieron hacerlo desde la órbita baja de la Tierra en la Estación Espacial Internacional, además de que un par de estadios fueron diseñados pensando en la gran historia de Rusia como precursor en la exploración del espacio exterior.

   Ahora Rusia 2018 se convertirá en el primer Mundial que utilice un balón que ha estado en el espacio, detalle que fuera de parecer meramente simbólico, se sumará a las miles de curiosidades que los campeonatos del mundo han ido sumando a su historia desde 1930. 

También te puede interesar: