El temblor de la bestia 2015

20-01-2015

La red sísmica del noroeste del pacifico (PNSN, por sus siglas en ingles) estará muy pendiente del partido de la NFC de este domingo.

El próximo encuentro entre Green Bay Packers  y Seattle Seahawkspara la temporada de playoffs será el escenario perfecto para probar la nueva tecnología en el  sistema de alerta previa en caso de terremoto.  Los científicos están conscientes que si Seattle anota un touchdown, los aficionados producirán el movimiento suficiente para provocar una sacudida capaz de ser percibida por el sismómetro. 
 

Al mismo tiempo se planea que muchas personas estén al pendiente del sistema de alerta sísmica en sus casas,  lo que permitirá un excelente experimento para observar qué tan eficiente resulta el sistema con un alto grado de saturación, en casos de emergencias.

 En el 2011 fue la primera vez que el sismómetro registró una actividad sísmica ocasionada por los  aficionados del CenturyLink Field, cuando los Seahawks hicieron una inesperada anotación. El evento rápidamente fue llamado “el temblor de la bestia” que llegó a una escala de 2 grados. En el 2014 los investigadores decidieron activar más sensores en el estadio para percibir otro temblor causado por “el jugador número 12”; el gran interés por monitorear en tiempo real el apoyo de los fanáticos en los juegos de la post-temporada en Seattle fue tan grande que el servidor de la página web no pudo manejar el incremento del flujo de los visitantes y no quedó otra que apagar el sistema. Días después, cuando los Seahawksjugaron como locales contra los 49s de San Francisco, había ya una aplicación disponible llamada Fan-O-Meter proporcionada por Windows Azure. Cuando Lynch anotó en el tercer cuarto, los aficionados en casa pudieron ver el pico del sismógrafo en asenso antes de ver la reacción de los fanáticos en televisión, por el retraso de la trasmisión.
 
John Vidale, profesor de la Universidad de Washington en Ciencias de la Tierra y el Espacio y director de la red sísmica dijo en un comunicado de prensa que lo más importante era la velocidad y la fidelidad en este tipo de  comunicaciones y que lo más difícil era simular esta herramienta cuando la usan miles de personas al mismo tiempo. Por lo mismo aclaró que es importante que esta vez sea vista por muchas personas para así enfrentar los problemas reales que esto ocasione en un sismo verdadero.  
 
Además de todo, el juego de este domingo tendrá una trasmisión de 10 segundos de retraso,  por lo que los aficionados en casa, al pendiente de los datos del PNSN,  podrán saber el marcador antes de verlo en televisión.
 
Si quieres ser parte de este experimento y al mismo tiempo ser testigo del máximo apoyo del “jugador número 12” en el siguiente juego,  puedes seguir en vivo la trasmisión del radar sísmico del PNSN en sus páginas webs de QuickShake o en las redes sociales.
Fuente: Popscience

También te puede interesar: