Una porción del cráneo de un niño, que muestra signos de lesiones causadas por armas básicas de la edad de piedra. Fotografía: Christian Meyer
Una fractura de hueso de la espinilla de adultos de la fosa común, lo que podría indicar la tortura o mutilación póstuma. Fotografía: Christian Meyer

Fosa común en Europa muestra evidencia de una masacre prehistórica

21-08-2015

Científicos han encontrado evidencias de una masacre prehistórica en Europa, dentro de una fosa común de 7, 000 años, que contiene restos de algunos de los primeros agricultores del continente con heridas mortales.

Los arqueólogos examinaron cuidadosamente los huesos de unas 26 personas, en su mayoría hombres adultos, mujeres y niños, que fueron enterrados en una tumba de la Edad de Piedra, ubicada en Schoeneck-Kilianstaedten, cerca de Frankfurt, Alemania y descubrieron que los huesos pertenecen al periodo del Neolítico temprano. 

Estos conflictos y guerras tuvieron lugar durante los años 4,900 y 5,600 A.C., en la llamada Cultura de la Cerámica Lineal. Otros dos sitios han mostrado evidencia de asesinatos: las fosas comunes en Talheim, Alemania y Aspam/Schletz en Austria, datan de alrededor del mismo tiempo y muestran de igual manera una violencia terrible. 

La fosa en cuestión fue descubierta en el 2006, pero los resultados del estudio, realizado  por  investigadores de las universidades de Basilea y Maguncia, fueron publicados recientemente en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Science) . El estudio sugiere que los atacantes prehistóricos usaron violencia sin precedentes contra sus víctimas y muestra cómo las víctimas fueron asesinadas y mutiladas.

Los científicos encontraron en los huesos de las víctimas varios tipos de lesiones causados ​​por flechas, así como golpes fortísimos en la cabeza, la cara y los dientes.

Además, los atacantes rompieron sistemáticamente las piernas de sus víctimas, que apunta a un tipo de tortura y mutilación deliberada. En las fosas se encuentran pocos cuerpos de mujeres, lo que parece indicar que las mujeres no participaban activamente en los combate, pero posiblemente eran secuestradas por los agresores.

hueso masacre.jpg

Los autores del estudio suponen que esas matanzas no eran casos aislados, sino que representan características frecuentes de principios del Neolítico Central Europeo. Y creen que debe ser así por la distancia entre las fosas encontradas y la similitud de las mutilaciones y golpes. De hecho creen que se aniquilaban poblaciones enteras con este tipo de brutalidad. 

El equipo de investigación fue dirigido por el profesor Kurt W. Alt, ex Director del Instituto de Antropología de la Universidad de Maguncia y profesor invitado en la Universidad de Basilea desde el 2014.

El homicidio es aparentemente tan antiguo como la especie humana. En Mayo, un equipo español público sus descubrimientos de un Neanderthal que fue asesinado hace 430,000 años, haciéndolo el caso más antiguo registrado hasta el momento. 

También te puede interesar: