Impresión artística del meteorito que impactó la Tierra y que se cree terminó con los dinosaurios hace 65 millones de años. Credit: Don Davis

Este es el plan de la NASA ante la amenaza de un asteroide

02-10-2017

Léase en caso de asteroide

Por: Antonio Medina

En el espacio existen millones de cuerpos que se encuentran en un viaje interminable y la posibilidad de que uno de estos colisione con nuestro planeta es completamente real, pero en caso de que un asteroide venga en dirección a la Tierra, no te preocupes, pues la NASA y otras agencias espaciales, ya tienen un plan para enfrentar este tipo de situación.

El primer paso en caso de que se detecte un asteroide con rumbo hacia la Tierra, será un mensaje de texto. Sí, como lo lees, un mensaje de texto llegará a un equipo de 12 científicos alrededor del mundo, los cuales pondrán en acción la segunda fase de este plan, que consiste en rastrear de forma inmediata la trayectoria del cuerpo celeste.

Una vez que se tenga completa certeza de su trayectoria, lo siguiente es calcular el tamaño del asteroide, calcular el tiempo de impacto y los alcances que llegaría a tener esta colisión. Una vez que se obtengan todos estos datos, el cuarto paso del plan de contingencia indica que se debe confirmar con las autoridades pertinentes que el impacto es absolutamente inevitable.

Acto seguido, estas autoridades deberán dar una declaración pública e informar de este suceso para que la población en general pueda tomar las medidas de precaución necesarias, pero esto no indica que la NASA se haya resignado a que un asteroide genere una catástrofe de dimensiones apocalípticas, no.

Una vez completado este protocolo, la NASA decidirá cuál es la mejor manera de proteger a la Tierra en contra de la colisión con el asteroide y para esto tiene varios planes, pues esta situación es algo que ha simulado la agencia espacial en innumerables ocasiones y han desarrollado algunas opciones para defender la Tierra.

La primera opción podría parecerte sacada de un libro de ciencia ficción, pero no lo es. Se trata de intentar desviar la trayectoria del objeto por medio de rayos láser. El dispositivo proyectaría un láser tan potente que podría calentar la superficie del asteroide lo suficiente como para vaporizar roca sólida. Esto generaría una fuerza de reacción suficiente para desviar la trayectoria y evitar que choque contra nosotros.

La segunda alternativa -y tal vez la más viable- es la de estrellar una sonda espacial en contra del asteroide. La NASA y la ESA trabajan en conjunto en esta opción defensiva, que ha sido llamada Asteroid Impact & Deflection Assesment (AIDA). Básicamente AIDA consiste en estrellar una sonda espacial en contra del asteroide, la cual por medio de sus propulsores y la fuerza del impacto podría desviar la trayectoria del cuerpo celeste y salvarnos de una catástrofe.

La última opción sería una bomba nuclear. Seguramente están relacionando esto con la película Armageddon, donde una cabeza nuclear es la encargada de separar el monumental asteroide en dos partes, pero esto es una posibilidad real. Esta explosión sería de manera controlada y calculada al más mínimo detalle, de tal forma que los restos de la roca espacial no representen una amenaza para la Tierra.

Así que puedes dormir tranquilo, pues además de que por el momento no hay registro de algún asteroide que se dirija hacia la Tierra, la NASA parece estar bien preparada en caso de que en algún momento dado, un objeto espacial tenga la intención de visitar nuestro planeta sin una invitación.

También te puede interesar: