La odisea de Mercurio.

08-05-2016

Por: Alejandra Almed

Los llamados "tránsitos planetarios" son fenómenos celestes poco frecuentes, es por ello que la astronomía les da bastante importancia. A continuación te dejaremos una breve explicación de qué son y cómo se explican.

Estos "paseos espaciales" ocurren cuando un planeta deambula entre el Sol y la Tierra (por su puesto, si no cómo los veríamos). Por lo tanto, los únicos planetas que pueden ofrecernos tal espectáculo son Mercurio y Venus (por si se les olvidó, son los únicos planetas que están entre el Sol y nosotros).

 Este lunes, será el planeta más cercano al Sol, Mercurio, el que se verá como un pequeño punto negro navegando en la inmensidad amarilla del astro. El evento, en su totalidad, será visible desde la mayor parte de Sudamérica, Europa Occidental y el Este de Norteamérica. Para el resto del continente americano, el tránsito comenzará antes de la salida del Sol.

 En México, el recorrido iniciará a las 6:12 am, aunque el amanecer iniciará a las 7:04 am. El máximo acercamiento será a las 09:57 am y concluirá a las 01:42 pm. Así que será mejor que duermas temprano si es que quieres despertarte para ver este maravilloso espectáculo.

 Y sí, definitivamente recomendamos que hagan un esfuerzo, ya que estos fenómenos son muy esporádicos. Por un lado, en el caso de Mercurio, ocurren 13 tránsitos, en promedio, cada siglo; el último ocurrió en noviembre de 2006. Por otro lado, los de Venus ocurren en pares; los últimos fueron en 2004 y 2012, pero con intervalos de más de un siglo hasta el siguiente par.

Enfoquémonos un poco en Mercurio, ya que es el que veremos pasar frente al Sol el día de mañana. Este planeta es muy pequeño, su tamaño aparente, visto desde la Tierra, son unas 160 veces menor que el del Sol; es por esto que sus tránsitos se dan en los primeros días de mayo o en los primeros días de noviembre. Kepler previó por primera vez el cruce de Mercurio frente al disco solar en el año de 1631.

iii.png

 

Así que si mañana, 9 de mayo, te pierdes el paseo de Mercurio, tendrás que esperar al 11 de noviembre… pero de 2019 para volver a verlo. En total el siglo XXI tendrá 14 de estos recorridos.

Para aclarar un poco las cosas, no es que Mercurio orbite exactamente en el mismo plano que la Tierra, ya que de ser así podríamos ver un tránsito de este tipo cada que se alinearan, esto sería cada 116 días. Este es el mismo motivo por el cual no ocurre un eclipse lunar cada mes y en su lugar sólo hay luna llena.

Otro factor importante a considerar es la excéntrica órbita de Mercurio al rededor del sol que hace variar su distancia, de entre 46 a 70 millones de kilómetros. Durante su perihelio, la velocidad orbital de Mercurio (59 kilómetros por segundo) es casi un 50% más rápida que en su afelio (38,9 kilómetros por segundo).

Si este fenómeno celestial te emocionó y ya estás planeando una cena, perdón un desayuno romántico, no se te olvidé que es muy importante no ver directamente al sol, a menos que tengas unos lentes oscuros especiales. De igual manera, el Sol, como nos ha venido informando Chematierra, está pasando por un periodo de actividad moderada y mañana, seguramente, también se podrán observar manchas solares sobre la superficie. Pero no te preocupes pues se distinguirán de la silueta de Mercurio, ya que éste aparecerá con borde bien definido y redondo.

 Imagen 1o.png

          Tormentas solares, para mayor información: http://chematierra.mx/el-universo/el-sol/tormentas-solares/ 

Ahora sí, ya estas preparado para que, con los instrumentos y las medidas de seguridad adecuadas, no despegues los ojos del cielo.

Posdata: si no tienes que levantar tan temprano pero igual no te lo quieres perder, cabe señalar que la NASA y varios observatorios al rededor del mundo cubrirán este acontecimiento celestial en vivo a través de sus páginas web (no tienes excusas). 

 

Fuente: NASA

También te puede interesar: