Una llamarada solar masiva de clase X9.3 explotó desde el sol a las 8:02 a.m. EDT (1202 GMT) el 06 de septiembre 2017. Crédito: SDO / AIA / Steve Spaleta

Después de lanzar la llamarada solar más fuerte de la década, el Sol vuelve a soltar dos bombazos

07-09-2017

El Sol anda muy explosivo.

Por: Deyanira Almazán

 

Esta mañana (septiembre 7) dos nuevas llamaradas solares salieron disparadas de nuestra estrella. La primera fue clasificada como M7.3 -una llamarada de nivel medio-. Horas más tarde, se observó una segunda explosión mucho más potente de nivel X1.3 –las llamaradas de clase X son las más poderosas-.

Estos nuevos eventos sucedieron un día después de que otras dos llamaradas provenientes del Sol rompieran algunos récords.

La primera fue a las 5:10 am EDT del miércoles 6 de septiembre, y fue de tipo X2.2; explotó desde una gran mancha solar en la superficie del Sol y fue la más fuerte desde el 2015. Pero tres horas después, a las 8:02 am EDT, el Sol lanzó una monstruosa llamarada X9.3, la más poderosa desde el año 2006. 

LlamaradaSolarSept.jpg
CRÉDITO:  NASA/GSFC/SDO

 

De acuerdo con el Centro de predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (SWPC), estas dos poderosas llamaradas provocaron apagones de radio de alta frecuencia a través del lado diurno de la Tierra, la cual duró aproximadamente una hora.

Las erupciones (tanto las del 6 como las del 7 de septiembre) provinieron de una región activa llamada AR 2673. De las dos manchas solares actualmente activas, las cuatro llamaradas provinieron de la más pequeña, que tiene un tamaño de “tan sólo” 7 Tierras de ancho por 9 Tierras de altura.

Las llamaradas solares ocurren cuando el campo magnético del sol -que crea las manchas solares oscuras en la superficie de nuestra estrella- se retuerce y se reconecta, expulsando la energía y sobrecalentando la superficie solar. Las llamaradas de clase X pueden causar tormentas de radiación en la atmósfera superior de la Tierra y desencadenar apagones de radio.

Durante grandes llamaradas solares, el Sol también puede lanzar nubes masivas de particulas disparadas hacia el espacio a millones de kilómetros por hora, un evento conocido como eyecciones de masa coronal (CME).

Después de que los astrónomos registraran las dos poderosas llamaradas el 6 de septiembre, el Observatorio Heliosférico Solar de la NASA detectó una CME que podría impactar directamente con la Tierra.

Como resultado de la radiación que fluye desde la superficie del Sol, podríamos observar auroras brillantes y fuertes tormentas geomagnéticas en la Tierra hasta el sábado 9 de septiembre.

Mientras que actualmente el sol se dirige hacia el nivel mínimo de actividad de su ciclo natural de 11 años, estas manchas solares podrían continuar muy activas en los próximos días.

La llamarada solar más fuerte medida en tiempos modernos ocurrió en 2003, cuando los científicos registraron una explosión tan poderosa que quedó fuera de la tabla de clasificación en X28.

También te puede interesar: