Crédito: Corporación de ciencia y tecnología aeroespacial de China

China lanza un satélite para explorar la cara oculta de la Luna

21-05-2018

Si alguien pensaba explorar el lado oscuro de la Luna, iban a ser los chinos…

Por: Luis Moctezuma

Aunque la Luna orbita nuestro planeta, hay una parte de ella que conocemos poco y siempre ha despertado curiosidad. Además de inspirar obras artísticas como el álbum más famoso de Pink Floyd es uno de los objetivos de la exploración espacial. Esta vez se trata de un proyecto chino que, entre otras actividades, busca establecer una estación espacial que haga investigación espacial.

El lanzamiento

El 21 de mayo a las 5:28 am hora local, despegó el cohete Long March-4C que llevaba el satélite explorador. El lanzamiento se hizo desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia Sichuan, en el suroeste de China. El satélite Queqiao, que en chino significa “puente de urracas” se despegó del cohete 25 minutos después de dejar la superficie terrestre.

            Esta será la primera sonda que aterrice suavemente sobre la cara oscura de la Luna. El Queqiao tendrá compañía pronto, aunque no se ha establecido la fecha de lanzamiento de la sonda Chang’e-4, que hace referencia al nombre de la diosa lunar china. Se espera que Chang’e-4 sea lanzada entre noviembre y diciembre de este año.

¿Qué hará Queqiao en la Luna?

El nombre Queqiao hace referencia a una historia tradicional china. El puente de urracas ayudó a Zhi Nu, la séptima hija del dios del cielo, a reencontrarse con su esposo Niu Lang que se encontraba al otro lado de la vía láctea como castigo por parte de su suegro. La idea de esta misión es precisamente esa: crear un puente.

            Entre el equipo que Queqiao lleva consigo, se encuentra un paquete de radioastronomía. Su nombre es “Explorador de baja frecuencia China-Países Bajos”. Con él hará distintas mediciones. Entre ellas se incluye la caza de emisiones de radio del inicio del universo. También registrará el clima entre la Tierra y la Luna, entre otras mediciones.

Los compañeros de Queqiao 

La misión espacial a la que pertenece el “puente de urracas” lleva dos pequeños compañeros. Longjiang 1 y 2 son parte del mismo programa de investigación; ambos apoyarán en la investigación radioastronómica.

Sus nombres hacen referencia a la región en donde fueron desarrollados, el Longjiang o “Río del dragón” está al norte de China, cerca de la frontera con Rusia, en donde lo llaman Amur. Ambos fueron fabricados por el Instituto de Tecnología Harbin (HIT), en la provincia de Heilongjiang.

Investigación en la Luna

Queqiao tiene una vida útil programada de 3 años. Pesa alrededor de 400 kilogramos; entre su equipo hay varias antenas de comunicación entre las cuales resalta la que, hasta ahora, es la más grande utilizada para explorar el espacio profundo. Imaginarla es sencillo, se ve como un paraguas de 5 metros de diámetro.

            Se planea que para 2019 China comience a construir su estación espacial, pero las fechas aún no están definidas. Entre los planes está enviar misiones tripuladas y diseñar un sistema robótico para el mantenimiento, aunque esta última parte tomará más de una década. Por ahora lo que queda es esperar al fin de año para el siguiente paso de la exploración lunar por parte de los chinos.

También te puede interesar: