Eclipse penumbral de Luna

22-03-2016

Este 23 de marzo por la mañana, la sombra de la Tierra oscurecerá parte de la Luna en un eclipse de Luna que será visible desde gran parte del mundo, incluyendo el centro y el oeste de América del Norte.

Pero antes de pensar en una hermosa luna roja, déjanos decirte que el eclipse lunar de mañana será penumbral,  y por lo tanto el efecto será sutil y suave en comparación con las alucinantes "lunas de sangre" causados por los eclipses lunares totales.

La sombra de la Tierra se compone de dos partes: la zona interior y oscura llamada umbra y una región exterior débil denominada penumbra. Como el término lo indica, los eclipses de penumbra implican que la Luna se sumerge en la penumbra. 

LUNAR_ECLIPSE1.jpg

¿Cómo sucede un eclipse de Luna?

Científicamente hablando, un eclipse de Luna ocurre cuando la Tierra le hace sombra a la Luna frente al Sol, provocando que parte de la Luna se oscurezca. La Luna resulta iluminada en tonos rojizos, efecto causado por los rayos del Sol al atravesar la atmósfera de la Tierra y reflejarse en ella.

A diferencia del eclipse solar que sólo ocurre cuando hay luna nueva, un eclipse lunar únicamente sucede con luna llena y éstos pueden ser vistos sin necesidad de equipos especiales que protejan los ojos.

Debido a que la órbita de la Luna está inclinada en relación con la órbita de la Tierra, no ocurren eclipses cada luna nueva o llena. Los conos de sombra pasan “por encima” o “debajo” de la luna y la Tierra la mayor parte del tiempo. Sólo en dos puntos durante el año el Sol, la Tierra y la Luna se alinean correctamente para producir eclipses. 

eclipse_dos.jpg

 

En promedio, los eclipses lunares ocurren dos veces al año, pero no todos son totales. Hay tres tipos de eclipses:

Un eclipse penumbral sucede cuando la Luna pasa por las afueras de la sombra de la Tierra. Es tan sutil que muchas veces los observadores no notan que está sucediendo el eclipse.

Un eclipse parcial es más dramático. La Luna pasa por el centro de la sombra de la Tierra, pero no completamente, así que sólo una fracción de la Luna se oscurece.

Un eclipse total sucede cuando toda la Luna se oscurece, es el mejor de todos, pues la Luna adquiere un tono rojizo por una hora o más, a medida que el eclipse se desarrolla. 

Generalmente, los eclipses lunares suceden sin ningún orden en particular, después de un eclipse parcial puede venir un eclipse total, seguido de un penumbral y así sucesivamente. Sin embargo en algunas ocasiones la secuencia es más ordenada. Cuando cuatro eclipses lunares consecutivos son totales, la serie se denomina una tétrada lunar. 

También te puede interesar: