Recreación de la Luna. Crédito: Nature

Nuevo estudio refuta la teoría principal de la formación de la Luna

10-01-2017

Por: Alejandra Almed

No queremos ser aguafiestas, pero si sabes cómo y hace cuántos años se formó la Luna podrías estar muy equivocado.

En los últimos días hemos presenciado vistas muy hermosas de la Luna. Sabemos que es el único satélite natural de la Tierra, que no tiene luz propia y que tiene una órbita elíptica alrededor de la Tierra (¡ah! y que tiene una mancha en forma de conejo), pero ¿sabes cómo se formó?

La teoría que los científicos han aceptado por muchos años es que un cuerpo celeste del tamaño de Marte hizo colisión con la Tierra, en una época donde la Tierra era muy joven [ver video]. Este encuentro de gigantes provocó una masa de fragmentos que volaron hacia el espacio y gracias a la fuerza de gravedad, formaron la Luna. Sin embargo, una nueva investigación descartó la posibilidad de la formación del satélite por un único choque. Esta nueva teoría fue publicada el día de ayer en la revista Nature Geoscience por un equipo del Instituto Weizmann de Ciencias de la Universidad de Rejovot, en Israel.

Raluca Rufu, estudiante de doctorado en la Universidad e integrante del equipo de investigación, dijo que el modelo clásico no concordaba con la formación isotópica entre la Luna y la Tierra. Esto quiere decir, que nuestro planeta y su satélite natural tienen una composición idéntica. Si la Luna se formó por un colosal impacto entre dos cuerpos, el resultado seria una composición que fuera mezcla entre los materiales de Tierra y del otro cuerpo, no solo de uno (en este caso el de la Tierra). La nueva hipótesis nos dice, por el contrario, que si en vez de un solo impacto hubiesen sido varios choques en distintas etapas y con cuerpos celestes de un tamaño no tan gigantesco, entonces sí se podría explicar que la Luna tenga la misma estructura que la Tierra.

Esta nueva teoría de múltiples choques no es tan nueva que digamos, ya que en los años 80 ya se había propuesto pero no estaba clara la idea de que los impactos pudieran ser capaces de integrar un cuerpo como la Luna. Lo que el equipo de científicos liderados por Rufu sugirieron en su publicación, fue que la Luna se fue formando en capas, pues al realizar simulaciones de los choques, estos arrojaban una masa de escombros compuesta principalmente por materiales terrestres y finalmente daban lugar a una mini luna. Después de cada golpe estas mini lunas se unían y formaban una luna cada vez más grande. Los autores señalaron que harían falta más de 20 impactos para formar un cuerpo lunar del tamaño de nuestro satélite natural (te imaginas, la Luna podría estar compuesta por lunitas).

Por lo tanto esto también implicaría que la Luna, como la conocemos hoy en día, tardó varios millones de años en formarse y posiblemente haya registro de aquellos bombardeos en capas dentro de su interior. Para poder tener certeza de esta nueva hipótesis se necesitaran más pruebas, aclaró Gereth Collins investigador del Imperial College de Londres, en un articulo que acompaña la publicación en la revista. 


aLE.jpg

Sobre la autora:
 
Alejandra es Historiadora de Arte 
y amante de la cultura y la naturaleza. 
Vive y trabaja en la Ciudad de México 
pero su corazón está en Chiapas. 

 

También te puede interesar: