La foto más detallada del lado alejado de la Luna, tomada por la sonda espacial LRO de la NASA en el 2011. Crédito: NASA / GSFC / Universidad Estatal de Arizona

¿Qué es exactamente el “lado oscuro de la Luna”?

14-11-2017

No es por ser aguafiestas pero no, no existe.

Por: Deyanira Almazán

Ya sea por Pink Floyd, la variedad de poemas en internet o la película de Transformers, todos hemos escuchado hablar del “Lado Oscuro de la Luna”, un concepto misterioso y  desconocido, pero literalmente erróneo.

Cuando hablamos del “lado oscuro de la luna” parece que nos referimos a que una parte de nuestro satélite no recibe luz solar y se encuentra constantemente en penumbra, pero esta noción es tan falsa como pensar que sólo un lado de nuestro planeta se encuentra perpetuamente iluminado .

Al igual que la Tierra -y los demás planetas y lunas del sistema solar- la Luna tiene un día y una noche, pues gira sobre su propio eje y alrededor del Sol. Lo cual quiere decir que si pudiéramos acampar sobre la superficie lunar y mantenernos quietos, seríamos capaces de recibir y despedir al sol cada determinado tiempo, al igual que lo hacemos en nuestro planeta.

Pero si eres un poquito curioso, seguramente ya te habrás dado cuenta que no importa cómo o cuándo miremos la Luna, siempre podemos ver las mismas características, sus mismos cráteres, mares y colores. Esto se debe a que hay un lado que no podemos ver, aún cuando lo alumbre por completo el Sol.

FasesLuna.gif

La Luna tarda aproximadamente 27 días en completar una órbita completa alrededor de la Tierra. Ese es también el tiempo que le toma a la Luna hacer una rotación alrededor de su eje. Debido a esto siempre vemos una sola cara. Sin importar si de América viajáramos a Australia para ver la Luna, veríamos las mismas características que vemos en casa.

Un término más preciso para describir el lado que no vemos es el lado alejado de la Luna; por ende, el lado opuesto sería el lado cercano, el cual siempre mirará hacia nosotros.

Ahora bien, esto significa que si la luna no girara, podríamos ver todos los lados de su superficie. Del mismo modo, si la rotación de la Luna fuera más rápida o más lenta, eventualmente obtendríamos un vistazo del satélite completo. Pero veamos por qué esto no es así.

La respuesta es la gravedad. La atracción que ejerce la Tierra sobre la Luna ha afectado en la velocidad de la Luna, haciendo que disminuya su velocidad hasta la actual. Su rotación está amarrada al tiempo que le toma orbitar la Tierra.

Curiosamente, la Luna está ejerciendo la misma influencia sobre la Tierra. ¿Haz sentido que los días cada vez son más largos? Pues lo son. Pero no es ese tiempo eterno que sentiste alguna vez durante tus clases de matemáticas, en realidad el cambio es tan gradual que nunca lo notarías.

Pero  en unos pocos miles de millones de años, la rotación de la Tierra coincidirá con el tiempo que le lleva a la Luna orbitarla. En ese momento, la Luna y la Tierra se habrán distanciado un poco y la Luna tardara unos 40 días en completar una vuelta. Así es, en el futuro, un día durará lo que duran 40 días, es decir, unas 960 horas. E incluso en este momento, seguiríamos viendo la misma cara.

Ok, no hay un lado oscuro, ¿pero desconocido?

El hecho de que no podamos ver el otro lado de la Luna desde la Tierra no significa que no sepamos cómo es. Hasta 1959, el lado alejado de nuestro satélite permaneció completamente escondido, pero esto cambió cuando ese año, la nave espacial soviética Luna 3 tomó las primeras fotos.

En 1968, los astronautas a bordo de la nave espacial Apollo 8 fueron los primeros humanos en ver este lado en persona, mientras orbitaban el satélite.

Desde entonces, los científicos han aprendido que el otro lado de la luna es un lugar muy diferente al lado cercano. Las extensas llanuras basálticas llamadas "mares", depositadas por la actividad volcánica hace mucho tiempo, cubren gran parte del lado cercano. Pero el vulcanismo basáltico fue mucho más limitado en el extremo opuesto, y como resultado, la región tiene sólo algunos mares aislados.

Dos Lados.jpg
En esta fotografía se puede apreciar la diferencia entre la cara que siempre vemos (izquierda) y la que no (derecha). 
Foto: NASA

 

En el 2011, la sonda LRO de la NASA tomó la fotografía más detallada de este icónico lado. La fotografía es en realidad un mosaico de miles de diferentes imágenes lunares tomadas por la potente cámara del orbitador lunar.

Debido a que el tamaño de la Luna bloquearía las señales de radio hacia y desde la Tierra, pueden pasar años antes de que los científicos encuentren una forma de explorar el lado lejano en mayor medida.

Hasta entonces, tendremos que volvernos locos por el lado que nos mira.

 

 

También te puede interesar: