Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

La NASA recrea el mar de Titán para probar su... ¿submarino?

09-02-2018

Llegaron los submarinos espaciales...

Por: Antonio Medina

Científicos de la NASA en conjunto con investigadores de la Universidad Estatal de Washington en Estados Unidos decidieron recrear las condiciones del océano que existe en la luna más grande de Saturno, Titán. Esto con el único propósito de probar un submarino que desarrolló la agencia espacial norteamericana.

Titán es el mayor de los satélites de Saturno y el segundo de todo el sistema solar, sólo detrás de Ganímedes, incluso es más grande que Mercurio y por si esto fuera poco es un cuerpo celeste muy especial, pues es el único satélite conocido que cuenta con una atmósfera considerable y que tiene en su superficie clara evidencia de la existencia de cuerpos líquidos.

Es por eso que la NASA desde algunos años se puso la meta de explorar las profundidades del mar del Kraken, el cuerpo líquido más grande conocido de Titán. Su principal componente son hidrocarburos en estado líquido como el metano. Tiene una profundidad máxima de 160 metros, una longitud máxima de 1,170 kilómetros y una superficie de 400 mil kilómetros cuadrados, para darnos una idea, el mar de Kraken supera en superficie al Mar Caspio.

Para conseguir esto, la NASA ha dejado de lado la construcción de naves espaciales para construir un submarino capaz de soportar las condiciones de este cuerpo líquido. Pero, ¿cómo saber si este submarino soportaría dichas condiciones? Pues fácil, recreando el mar del Kraken aquí en la Tierra.

Para conseguir esto la Universidad Estatal de Washington fabricó una cámara de prueba que aloja una mezcla líquida de etano y metano a temperaturas muy frías para simular las condiciones de los mares de Titán. Los resultados de esta investigación llevó a los científicos a comprender de mejor manera como se comportará el submarino cuando esté en las aguas de Titán y tenga que enfrentar presiones muy altas.

Además, gracias a una cámara especial que puede soportar las extremas temperaturas de -148ºC que habían en esta cámara de prueba, los investigadores pudieron observar imágenes de lluvia y nieve de etano-metano y las temperaturas de congelación de estos elementos.

Con todos estos resultados, el submarino de la NASA será rediseñado y vuelto a poner a prueba antes de que pueda emprender el largo viaje que lo llevará a Titán para sumergirse y estudiar las aguas del mar del Kraken durante 90 días.

También te puede interesar: