Representación artística de Oumuamua. ESO

Oumuamua: ¿un asteroide o una nave extraterrestre?

12-12-2017

Nuestro sistema solar tiene un extraño visitante.

Por: Deyanira Almazán

Oumuamua no se parece nada a ningún asteroide que hayamos visto antes. Es muy alargado, oscuro, rojizo y de unos 400 metros de largo.

El que podría ser el primer visitante interestelar, no llegó para quedarse. A una velocidad de 137,900 km/h se aleja de nuestro sistema planetario a la misma velocidad desenfrenada con la que entró a él. Pero antes de irse, algunos científicos investigarán si Oumuamua no es en realidad una nave extraterrestre.

Leíste bien, este forastero podría ser el vehículo de algún tipo de inteligencia alienígena.  

Oumuamua fue detectado por primera vez en octubre con el telescopio Pan-STARRS 1 en Hawai y es el primer objeto descubierto en el sistema solar que parece provenir de otra estrella. Durante su mayor acercamiento a la Tierra, el 14 de octubre, el objeto en forma de cigarro pasó aproximadamente a 200 millones de km de nosotros, unas 85 veces la distancia entre la Tierra y la Luna. 

Breakthrough Listen, es un programa financiado por Yuri Milner, un inversionista en tecnología de Silicon Valley, que busca señales de vida extraterrestre. Los investigadores del programa han sugerido que Oumuamua tiene toda la arquitectura necesaria para ser una nave espacial proveniente de otra estrella, ya que su forma de cigarro o aguja minimizaría la fricción y el daño del gas y el polvo interestelar.

oumuamua.jpg
Representación artística de Oumuamua. ESO

 

“Si bien lo más probable es que Omuamua sea de origen natural, actualmente no hay consenso sobre su procedencia, y Breakthrough Listen está bien posicionado para explorar la posibilidad de que pudiera ser un artefacto” Anunció este 11 de diciembre Yuri Milner, dueño del programa. 

Para hacerlo, el programa hará uso del Telescopio Green Bank de 100 metros, ubicado en West Virginia, que comenzará a observar el objeto el 13 de diciembre a las 3 p.m. EST mediante cuatro bandas de radio, de 1 a 12 GHz. Su primera fase de observación durará  un total de 10 horas, divididas en cuatro etapas basadas en el periodo de rotación del objeto.

A la distancia actual que existe entre el objeto y la Tierra (2UA), el telescopio tardaría menos de un minuto en detectar una transmisión con la potencia de un teléfono celular.

Incluso sin alguna señal o evidencia de tecnología extraterrestre, la inspección de radio del telescopio podría revelar información adicional sobre el agua o hielo en el objeto, e incluso la presencia de una coma de gas a su alrededor, algo que no ha sido detectado aún.

Sea cual sea el resultado, estudiar un objeto como Oumuamua es una gran oportunidad para conocer más sobre estos cuerpos celestes. Sobre todo cuando podría tratarse un verdadero viajero en el tiempo. 

También te puede interesar: