Impresión artística del meteorito que impactó la Tierra y que se cree terminó con los dinosaurios hace 65 millones de años. Credit: Don Davis

¿Qué haríamos si un asteroide se dirige hacia la Tierra?

23-06-2015

Vencerlo con armas nucleares...

Un asteroide es un cuerpo compuesto por roca y metal que gira alrededor del Sol. Son similares a los cometas pero no tienen coma ni cola visible; a veces los asteroides logran rebotar hacia la Tierra.

Estas rocas espaciales pasan por la Tierra varias veces cada semana, pero son de tamaños pequeños. Según los expertos, el 90% de los asteroides que miden más de 1,000 metros ya han sido descubiertos, aunque sólo el 30% de aquellos menores a 140 metros, que pasan cerca de la Tierra, y el 1% de los menores de 30 metros. 

La pregunta obligada es: ¿estamos preparados para algún impacto? 

En 1998, la película Armagedón, nos dio una posible solución para defendernos de las rocas espaciales gigantes que pueden chocar con el planeta Tierra.

Utilizar armas nucleares para destruir los asteroides, podría ser la nueva propuesta de la NASA para combatir este problema.

La película de Michael Bay, propone destruir un meteorito cuya trayectoria se dirige a la Tierra. Para ello un equipo de civiles se prepara para arrojar una bomba  dentro de la roca y poder volarla en pedazos. Sin embargo, según el simulador de esta nueva propuesta, explotar una roca espacial podría resultar contraproducente, ya que los fragmentos resultantes podrían causar más daños, según la distancia que se encontraran del planeta.   

El New York Times informó que la NASA acababa de cerrar un acuerdo con el Consejo de Seguridad Nuclear de Estados Unidos, una rama del Departamento de Energía, responsable de mejorar la seguridad nacional a través de aplicación militar de la ciencia nuclear. Estas ramas han investigado independientemente la utilización de armas nucleares para desviar o destruir rocas espaciales como cometas, asteroides y meteoritos; por consiguiente esta nueva asociación debería facilitar la investigación. El plan consiste en clasificar las amenazas potenciales y encontrar la solución para desviar las rocas espaciales a corto plazo.   

Los asteroides y cometas de mayor prioridad y los que se podrían volar en pedazos,  son los de un diámetro de entre 50m a 150m, que serían considerados de tamaño mediano.  Los grandes, como el gran asesino de los dinosaurios, han sido bien localizados y no representan una futura amenaza para los terrícolas, mientras que los de tamaño menor tampoco significan un problema.  

Una solución para este problema espacial, que no incluye armas nucleares, sería el uso de tractores gravitacionales cuya función seria “hervir” los objetos cercanos a la Tierra utilizando luz solar. Otra propuesta incluye lásers o naves de alta velocidad para empujar y únicamente desviar el objeto espacial de su curso con dirección a la Tierra. No obstante la NASA aseguró que el uso de armas nucleares es la mejor manera de luchar contra las rocas espaciales asesinas.  

Fuente: 

PopScience

También te puede interesar: