Puntos de aterrizaje de Philae sobre el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko el 12 de noviembre 2014. Crédito: ESA/ROSETTA/NAVCAM/SONC/DLR

Sorprendentes descubrimientos de Philae sobre el cometa 67P

30-07-2015

Philae, el módulo de aterrizaje consentido de todo el mundo por aterrizar sobre un cometa, al fin entregó su tarea. Este jueves, los miembros del equipo de la misión Rosetta publicaron en la revista Science una recopilación de datos y fotografías adquiridas por Philae.

Primero que nada recordemos la histórica hazaña. El 12 de noviembre del 2014, la nave de la Agencia Espacial Europea, Philae, se convirtió en la primera sonda robótica en aterrizar y perforar un cometa. Philae viajó junto con su nave nodriza Rosetta durante 10 años antes de alcanzar al cometa 67P/ Churyumov-Gerasimenko o como le decimos todos, el cometa 67P.

Uno de los hallazgos más interesantes de la misión fue cortesía del aterrizaje no planeado que mandó a Philae a dormir durante 7 largos meses.

En lugar de hacer un aterrizaje suave como estaba previsto, Philae rebotó un par de veces hasta detenerse en el borde de un cráter, cuya superficie era más dura y difícil que la prevista. Esto le dio al equipo una idea de la variación que existe en la superficie del cometa. Ahora creen que el cometa tiene una capa fina, rocosa por debajo de una superficie polvosa.

Otro de los siete estudios publicados, se enfoca en los datos electromagnéticos, que señalan que alrededor del 85% del interior del cometa esta vació lo que indica que el cometa es muy poroso. Otros datos sugieren que el interior es sorprendentemente homogéneo.

comet-67p.jpg

Uno de los descubrimientos más sobresalientes fue la presencia de 16 compuestos orgánicos, cuatro de los cuales no se habían identificado anteriormente en cometas.

El equipo no vio ninguna señal de aminoácidos, los compuestos orgánicos que forman las proteínas. Pero de acuerdo a los científicos es muy probablemente que estén allí.

El descubrimiento de aminoácidos refuerza la teoría de que los ingredientes necesarios para la vida –carbono, hidrógeno, fósforo y nitrógeno- llegaron a la Tierra a través de grandes rocas espaciales, por lo que conocer la química del cometa 67p es muy importante.

Estos nuevos descubrimientos no son necesariamente los últimos. Desde que Philae hizo su útlimo contacto en junio, la comunicación entre Philae y Rosetta ha sido difícil, posiblemente debido a que uno de sus transmisores este dañado. Sin embargo los científicos tienen la esperanza de que a medida que el cometa se acerque a su perhelio- su máximo acercamiento al Sol- su superficie será más caliente, y haya más oportunidades para ponerse en contacto con Philae.

Mientras tanto los científicos continuarán trabajando con Rosetta y con los datos para tener una imagen clara de cómo son y cómo se formaron los cometas. Incluso quizá tengamos que visitar más cometas para entenderlos realmente. A pesar de que estos sean los últimos datos que nos mande Philae, una cosa queda clara y es que la misión fue todo un éxito.

 

También te puede interesar: