NASA
Estación Espacial Internacional (ISS) Crédito: NASA

Todo lo que querías saber sobre la Tierra

07-06-2017

Cuando de nuestro planeta se trata, nunca será suficiente

Por: Alejandra Almed

La Tierra es el tercer planeta del Sistema Solar y el quinto más grande. Se formó hace 4,600 millones de años y gracias a que se ubica dentro de la zona habitable del Sol, la vida es posible desde hace aproximadamente 3,800 millones de años. Es conocido como el Planeta Azul ya que el 70% esta cubierto por agua. De ésta, el 97% se encuentra en los océanos y solo el 3% es agua dulce, sin embargo, solo el 1% del agua dulce es destinada al consumo humano.

La Tierra pudo ser vista desde el espacio por primera vez gracias al satélite Sputnik, lanzado el 4 de Octubre de 1957. A partir de ese momento cientos de satélites y misiones han visitado la orbita terrestre. Actualmente la Estación Espacial Internacional es el satélite artificial más grande en orbitar la Tierra. Este cuerpo se inició a construir en 1998 y ha sido el más costoso de toda la historia.

ISS.jpg

La EEI funciona como un laboratorio espacial en donde se realizan varios experimentos para el mejor entendimiento de la Tierra y el espacio. Aunque es el planeta más estudiado, y del que más se sabe, se sigue desconociendo muchos aspectos de su formación, de su evolución e incluso de las especies que lo habitan.

La Tierra en el espacio

El eje de la Tierra, en relación a su órbita, está ligeramente inclinado, unos 23.4° para ser exactos. En consecuencia, se forman las distintas estaciones del año, pues en un momento el hemisferio norte se inclina más hacia el sol y el hemisferio sur queda más alejado; y viceversa.

La Tierra se desplaza en el espacio exterior a una velocidad de 107,218 km/h. El tiempo que tarda en completar una vuelta al Sol, es decir su movimiento de traslación, es de 365.25 días, y su movimiento de rotación de 23.9 horas.

EjeTerrestre.gif 

En cuanto a su tamaño, nuestro planeta tiene una circunferencia de 40,030.2 km y una masa de 5.9722 x 1024kg. Es un planeta increíblemente activo y en constante cambio; sus características inciden en los fenómenos naturales que ocurren todos los días: eclipses, erupciones volcánicas, terremotos, tormentas, huracanes, mareas, entre muchos otros.  

La Luna es el satélite natural de la Tierra. Se cree que se formó a partir de un gran impacto entre la Tierra primitiva y otro cuerpo del tamaño de Marte; sin embargo, una nueva teoría sugiere que la Tierra tuvo que haber impactado varias veces con distintos objetos para que resultara un cuerpo del tal tamaño y con gran variedad de compuestos como lo es la Luna. Su interacción gravitacional con nuestro planeta causa las olas de los mares y ayuda a estabilizar la orientación de la rotación del eje terrestre.

Cada año, la Luna se roba un poco de la fuerza rotacional de la Tierra y la utiliza para impulsarse a si misma 3.8 centímetros más alto en su órbita. 

Además de la Luna, la Tierra tiene dos satélites en co-orbita. Los asteroides Cruithne 3753 y AA29 2002, son dos asteroides que compraten la órbita de nuestro planeta de manera no estable (no siempre será así). Son parte de los asteroides conocidos como NEAs (Asteroides Cercanos a la Tierra por sus siglas en inglés). 

Capas

Por donde se vea, la Tierra esta compuesta por varias capas.

Si hablamos de las capas internas, la más profunda es el núcleo interno que se encuentra en estado sólido y esta constituido de hierro; después está el núcleo externo, que por su temperatura tan alta se encuentra fundido, éste es el responsable del campo magnético de nuestro planeta, el cual nos protege de la radiación solar. Le sigue el manto exterior que es el responsable del movimiento de las placas tectónicas que se localizan en la corteza terrestre. La corteza es la última capa y la más delgada, ahí se encuentran las formaciones geológicas como los volcanes, las montañas, los océanos, etc.

A su vez, la atmósfera también se divide en capas:

La tropósfera que es la más baja y más densa y donde se producen los distintos tipos de clima; la estratósfera, donde se crea la capa de ozono que nos protege de los rayos del Sol; la mesósfera que desintegra la mayoría de los meteoritos; la termósfera, donde inicia el espacio sideral, se forman las auroras boreales y australes y donde se encuentran los satélites artificiales, y por último está la exosfera, cuyo tamaño depende de la intensidad del viento solar.

Es por esto que la atmósfera de nuestro planeta es conocida como nuestro escudo protector, pues sin ella estaríamos expuestos a muchos siniestros que probablemente no hubieran permitido la vida en la Tierra. La atmósfera es una mezcla de gases que contiene 78% nitrógeno, 21% oxigeno y el 1% de otros gases.

Sus extremos

El punto más alto de la superficie terrestre es la cima del Monte Everest con una altitud de 8,848 metros por encima del nivel del mar. El punto más bajo conocido se encuentra en la Fosa de las Marianas, con una profundidad de 11 km. La temperatura más baja se registró en el Polo Sur, en la Antártida y correspondió a -88° C. Mientras que la más alta, de 58° C , se registró en Greenland Ranch, California, conocido como El Valle de la Muerte.

Profundidad3.jpg

La vida en la Tierra

Hace aproximadamente 3,800 millones de años la vida surgió en la Tierra con los primeros microorganismos, pero tardó miles de millones de años para que se desarrollaran los primeros organismos multicelulares. 

Sólo por darnos una idea, las primeras plantas aparecieron en el mar hace unos 730 millones de años, provocando una explosión de vida en el fondo marino 300 millones de años después. En el mar, la vida permaneció durante los primeros 3,000 años de evolución, hasta que hace apenas 465 millones de años las plantas empiezan a colonizar la tierra y comenzaron a surgir especies terrestres, como los insectos y los primeros tetrápodos, o animales de cuatro patas; que eventualmente darían lugar a los anfibios, reptiles, aves y mamíferos (cientos de millones de años después, por supuesto.) 

Hace 250 millones de años nuestro planeta sufrió su mayor extinción masiva, que acabó con la mayoría de las especies que existían en ese momento. A medida que el ecosistema se fue recuperando, los saurópsidos asumieron el control - el más famoso, en forma de dinosaurio.

Los dinosaurios fueron los amos del planeta por más de 165 millones de años, hasta hace unos 65 millones de años, cuando un meteorito impactó en lo que hoy conocemos como la Península de Yucatán y provocó su extinción, dando pie a que los mamíferos continuaran el reinado. 

Así llegamos hasta hace 200,000 años, que aparece el Homo sapiens (nuestra especie) y 100,000 años más tarde el Homo sapiens sapiens, los humanos anatómicamente modernos. 

En otras palabras, de los 4,600 millones de años que tiene el planeta, sólo durante el 0.004% ha albergado vida inteligente. Los primeros Homo Sapiens existieron hace apenas 200,000 años.

Mira el siguiente video para entender mejor la evolución de la vida en la Tierra... 

También te puede interesar: