Urano visto por la sonda Voyager 2 en 1986. (Crédito: NASA / JPL).

Urano: todo lo que querías saber sobre el planeta más rebelde del sistema solar

29-08-2017


Saturno podrá ser llamativo y bonito; Júpiter enorme y dramático, pero ninguno se compara al misterio que rodea a Urano, el planeta más bizarro del sistema solar.

Por: Alejandra Almed

Al igual que todos los planetas, el nombre de Urano se acuñó por razones mitológicas, pero en este caso siguió un orden genealógico. Urano fue nombrado tras el dios griego del cielo y creador de todos los tiempos, Ouranos. Es el único planeta que lleva el nombre de un dios griego en lugar de uno romano. Sin embargo, para los romanos, Urano podría considerarse el papá de Saturno y el abuelo de Júpiter; efectivamente, el creador de todos los tiempos.

Este planeta fue el primero en ser descubierto por la astronomía moderna. Está tan lejos de la Tierra, que el astrónomo William Herschel lo descubrió accidentalmente en 1781, cuando miraba con su telescopio las estrellas y notó una diferente. Un año después se confirmó que Urano seguía una órbita planetaria.

Es el séptimo planeta del sistema solar; el tercero después del cinturón de asteroides y el tercero más grande de nuestro vecindario cósmico.

Un lejano mundo desconocido

El 24 de enero de 1986, la nave Voyager 2 sobrevoló Urano a una distancia de 81,000 km y mandó fotografías reveladoras sobre su atmósfera, sus lunas y anillos. Ninguna otra nave ha sido enviada a este gigante gaseoso, y hasta la fecha no hay planes futuros para hacerlo. La posibilidad de enviar a la sonda Cassini (que estudia Saturno) a Urano fue evaluada durante una fase de planificación de la extensión de la misión en 2009. Sin embargo, esto nunca se concretó, ya que habría tardado unos veinte años para que Cassini llegara al sistema uranio después de salir de Saturno. Si bien se están examinando actualmente varias propuestas, todavía no se ha confirmado ninguna.

… y muy helado

Urano es el planeta más helado del sistema solar, a pesar de que no es más alejado. Mientras que Neptuno -el último planeta de nuestro sistema solar- experimenta una temperatura promedio de -201 °C, en Urano la temperatura promedio es de  -197.2 °C, pero puede alcanzar el mínimo de -226 °C.  

Esto se debe a que no tiene una fuente de calor interna. Mientras que los otros planetas gaseosos tienen núcleos tremendamente calientes, que irradian radiación infrarroja, el núcleo de Urano se enfría hasta el punto de que ya no irradia mucha energía. 

Rebelde por todos lados

UranoTilt.jpg
Lawrence Sromovsky, (Univ. Wisconsin-Madison), Observatorio Keck

 

Su característica más notable es que tiene una inclinación de su eje de rotación casi tan inclinado como su plano orbital. En otras palabras, el planeta gira de lado. Esto posiblemente se deba a un choque con un objeto casi del tamaño de la Tierra. Gracias a esta inclinación sus lados permanecen sin luz la mayor parte de su año.

Si pudieras estar en el polo norte de Urano, verías que el Sol se levanta en el cielo y avanza sobre el horizonte por 42 años. Al final de este largo y agotado "verano", el Sol finalmente se escondería bajo el horizonte y seguirían 42 años de oscuridad, o sea,  una sola temporada de "invierno" uranesco.

Características generales únicas

Su tamaño corresponde a casi 5 Tierras, es decir, 159,354.1 km de circunferencia. Se encuentra a una distancia de 2,880 km del Sol. La velocidad con que recorre su órbita alrededor del Sol es de 24,477 km/h, por lo que tarda 30,687.15 días en completarla, es decir, 84 años terrestres. Su rotación es retrograda, muy similar a la de Venus, su día lo concluye en 17.23 horas terrestres.

Los científicos determinaron que este gigante de hielo tiene una atmósfera con 85% de hidrógeno y 15% de helio, así como la presencia de gas metano, el cual es el responsable de su color azul verdoso.  Tiene una estructura en capas de nubes y sus vientos alcanzan los 900 km por hora.

Lunas y anillos

LunasUrano.jpg
Un montaje de las lunas más grandes de Urano: Miranda, Ariel, Umbriel, Titania y Oberon (de izquierda a derecha).
Crédito: NASA

 

Tiene 27 lunas conocidas, la mayoría son pequeñas e irregulares y llevan los nombres de personajes ficticios de las obras de William Shakespeare y Alexander Pope. Titania y Oberón son las más grandes y las primeras en ser descubiertas en 1787 por Herschel, pero Miranda es la de aspecto más extraño; a diferencia de las demás lunas de Urano, está formada principalmente de hielo y tiene características que parecen haber sido mezcladas al azar, como cañones de hasta 20 km de profundidad (11 veces más profundo que las Barrancas del Cobre, en Chihuahua), valles sinuosos y una yuxtaposición de superficies viejas y jóvenes.

Urano posee dos sistemas de anillos. El sistema interno, descubierto en 1977 por accidente, consiste en su mayoría anillos estrechos y oscuros; mientras que el sistema externo, descubiertos por el Telescopio Espacial Hubble en el 2003, son de colores brillantes, uno rojo y otro azul. Los científicos han identificado 13 anillos alrededor de Urano.

 

Así que ya sea por su nombre, su órbita, su temperatura o su color, Urano viene rompiendo moldes desde siempre. A todos aquellos que pensaban que Urano era aburrido, temo decirles que quizá sea el planeta más cool de nuestro vecindario cósmico. 

También te puede interesar: