NASA

22 de abril: Día Internacional de la Madre Tierra

22-04-2018

Hoy toca celebrar a nuestro planeta.

Por: Deyanira Almazán

El 22 de abril de 1970, millones de estadounidenses salieron a las calles para protestar contra el deterioro ambiental y mostrar su apoyo para lograr un medio ambiente saludable y sostenible.  A partir de ahí, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril Día Internacional de la Madre Tierra.

La Madre Tierra es una expresión común en varios países para referirse a nuestro planeta, una expresión que refleja la interdependencia que existe entre los seres humanos, otras especies vivientes y el planeta en el que todos habitamos.

La Tierra es nuestro hogar. Para lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza, el medio ambiente, y la Tierra en general.

El Día Internacional de la Madre Tierra se celebra para recordarnos que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan vida y sustento.

Lo que comenzó como un movimiento en una década llena de activismo social, se ha convertido en un día internacional dedicado a la preservación del medio ambiente.

En todo el mundo, millones de personas participan en el Día de la Tierra. Según Earth Day Network, uno de los organismos más grandes de concientización sobre nuestro planeta, la gente celebra con marchas, plantando árboles, reuniéndose con representantes locales y limpiando sus entornos locales.

Este año, el tema de la celebración del Día de la Tierra es el plástico, específicamente cómo disminuir sus impactos no deseados en nuestro medio ambiente. Desde que este material se creó en gran escala a mediados del siglo XX, el plástico ha representado una verdadera amenaza para nuestro planeta. Se calcula que el 91% de todo el plástico que se utiliza en el mundo no se recicla.

Ante esto, ya son varios los grupos ecologistas que liderean movimientos para reducir el uso de plásticos comunes como los popotes; países como el Reino Unido incluso están proponiendo aprobar leyes para prohibirlos.

Y no es solo el plástico lo que pone en peligro la Tierra. La deforestación, el desperdicio de agua, la pérdida de hábitats, de especies o el cambio climático, son problemas que se han disparado en los últimos 100 años y que requieren de una acción inmediata.

El planeta ha estado aquí por 4,600 millones de años, y aún le quedan muchos millones más. No es el planeta el que nos estamos acabando, sino nosotros.

Hoy en día, ser ecológico y verde esta de moda, vemos gente transportándose en bicicleta, comprando productos orgánicos,  participando activamente en movimientos como “la hora del planeta”, etc.  pero por otro lado, no estamos dispuestos a dejar los coches para llegar a la oficina, a apagar la luz por más tiempo, desconectar la computadora, la televisión, a reciclar los aparatos electrónicos, incluso acciones tan simples como reciclar la basura o dejar de consumir popotes.

Es necesario que la cultura ambiental vaya mucho más alla de una tendencia, necesitamos entender que el planeta es nuestro hogar y requiere de un equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales. Necesitamos comprometamos a proteger el planeta; conectarnos emocionalmente con nuestra Madre Tierra, respetarla, comprenderla, aprender de ella y sobre todo entender nuestra dependencia con ella.

Qué mejor día para comenzar que el 22 de abril.

También te puede interesar: