Credito: Arina P Habich | Shutterstock.com

El 2016 durará un segundo más

31-12-2016

¿Estás teniendo un buen 2016? Pues estás de suerte, pues durará un segundo más.

El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia (IERS por sus siglas en inglés) ha anunciado que el 2016 tendrá un segundo extra, por lo que el 31 de diciembre, los relojes leerán 23:59:60.

Tales segundos adicionales o intercalares son necesarios de vez en cuando para que la medida oficial de tiempo -el Tiempo Universal Coordinado (UTC)- se mantenga sincronizado con los cambios en la rotación de la Tierra.

Durante mucho tiempo, las unidades de tiempo se definieron con base en la rotación de la Tierra con respecto a cuerpos celestes distantes. Pero eso cambió a la mitad del siglo XX con la invención de los relojes atómicos; entonces los científicos decidieron basar el segundo en las vibraciones naturales del átomo de cesio.

Sin embargo, estas dos escalas de tiempo no coinciden de forma tan exacta. Las mediciones muestran que, debido a la atracción gravitatoria de la luna y otros factores, la rotación de la Tierra se desacelera gradualmente. La escala basada en la rotación terrestre pierde entre 1.5 y 2 milisegundos por día en comparación con el tiempo atómico. Es decir, que divergen por un segundo cada 500 a 750 días.

Cuando se añaden segundos intercalares, siempre se hace el 30 de junio o el 31 de diciembre de un año en particular, y se anuncia con 6 meses de anticipación para no causar estragos en los sistemas informáticos.

Desde 1972, se han añadido un total de 26 segundos. De hecho, en 1972, los funcionarios del IERS añadieron un segundo en ambas fechas.

De no hacer este ajuste, el tiempo diferiría poco a poco con la posición del sol en el cielo. Para el año 2100 estaríamos de 2 a 3 minutos desincronizados con el sol, y unos 30 minutos en el 2700.

**

Fuentes:

LiveScience; NewScientist

 

 

 

También te puede interesar: