Muestra de serpentina Via: Oliver Plümper
Fosa de las Marianas en comparación

Encuentran el rastro más profundo de vida en la Tierra

21-04-2017

El lugar más profundo, más oscuro y más hostil de la Tierra puede albergar vida.


Por: Alejandra Almed

Estos últimos días nos ha pegado fuerte la fiebre de la vida en otros planetas. Encélado, la luna de Saturno y Europa, la luna de Júpiter, nos han dado mucho de que hablar. Estos dos mundos están cubiertos por una corteza de hielo, probablemente ocultando un océano liquido y hace poco se descubrieron géiseres en Encélado capaces de proveer formas de vida simples.

¡Pero, un momento! Si bien el descubrimiento de vida en otros mundos es muy interesante, las extrañas formas de vida que existen en nuestro propio mundo lo son más. Y es que gran parte de los fondos marinos siguen sin ser explorados y la vida que ahí habita todavía es desconocida, y puede brindar importantes pistas para descubrir vida en otros planetas.

Recientemente se descubrió evidencia de lo que apunta a ser la existencia de vida más profunda de la Tierra.

El lugar más profundo de la Tierra es el gran cañón submarino llamado Fosa de las Marianas; una zona de subducción donde la placa tectónica del Pacífico se mueve por debajo de la placa del Mar de Filipinas. La Fosa se encuentra en el Océano Pacífico, al sur de las Islas Marianas y tiene una profundidad de casi 11 km. 

FosaMarianas.png

El fondo de la Fosa está repleto de chimeneas hidrotermales y volcanes de lodo, resultado de la expulsión continua de los residuos de la subducción de la corteza terrestre. Esta actividad incandescente produce ingredientes y sustancias químicas, las cuales están siendo muy reveladoras para este nuevo descubrimiento.

Un equipo de investigadores tomó una muestra de lodo de uno de los volcanes cerca de la Fosa de las Marianas; al ser examinada, se encontraron rastros de material orgánico. En el estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, Oliver Plümper, investigador líder de este proyecto, dijo que se trata de una “alusión a la gran y profunda biodiversidad que se encuentra en nuestro planeta”.

Aunque no se encontró vida como tal, digamos microbios o microrganismos, éstas moléculas orgánicas sí apuntan a la vida, sin embargo la fuente de éstas todavía no es clara, a lo que Plümper agregó “Podría ser grande o muy pequeño, pero definitivamente hay algo que pasa ahí que no entendemos todavía.”

Si los científicos llegaran a encontrar la fuente y realmente resultara ser de microorganismos, éstos serían una prueba de la vida más remota del planeta; y sin duda extendería los limites de entender la vida como hoy la conocemos.

 Imagen 1.pngVehículo remoto tomando muestras de chimenea hidrotermal de aguas profundas.
Fotografía de Instituto de Oceanografía Schmidt 
 

La vida podría ser capaz de sobrevivir a estas profundidades porque las zonas de subducción son relativamente frías, ya que el magma no calienta la corteza que se hunde hasta que alcanza un punto más bajo en el manto.

Los investigadores estudiaron las temperaturas de la profundidad en donde se encontró la materia orgánica y encontraron que el límite de temperatura conocida para que se pueda dar la vida –alrededor de 121 grados Celsius- se encuentra a una profundidad de por lo menos 10 km por debajo del suelo submarino, así que probablemente de ahí viene dicha prueba.

Esta materia orgánica se encontró en un mineral de serpentina. Este mineral se forma cuando el olivino, que se encuentra en el manto superior, se mezcla con el agua que sale expulsada de adentro de la zona de subducción. La combinación produce hidrógeno y gas metano, los cuales resultan ser un alimento delicioso para los microbios.

A este proceso se le conoce como serpentinización, el cual crea hábitats indicados para que los microbios puedan subsistir en donde sea. Los restos orgánicos que descubrieron se podrían tratar de residuos de material masticado por los microbios, ya que estos son muy similares a los que producen otras bacterias. No obstante no hay nada seguro, pues este material orgánico podría proceder de otra fuente, incluso de la misma corteza, menciona Frieder Klein, investigador de serpentinización del Instituto Oceanográfico Woods Hole. 

Serpentina.png

La serpentina existe casi en todas partes, en los lugares donde chocan los continentes, en los márgenes donde se forman, en los respiradores hidrotermales e incluso dentro de las cadenas montañosas que antes estaban en los fondos marinos. Si la fuente del material estudiado resultara provenir de microorganismos, dice Plümpler, entonces estaríamos hablando de la historia de cómo sobrevivieron las primeras formas de vida en nuestro planeta.

Hace mil millones de años la vida era realmente dura: continuos impactos de asteroides hicieron que partes de la Tierra se volvieran roca fundida, por lo que los microorganismos tuvieron que ingeniárselas para poder sobrevivir, probablemente escondiéndose 10 km bajo la corteza terrestre. 

Ahora bien, sabemos que es común este tipo de procesos en nuestro planeta, pero ¿podría ser también para otros mundos? Si los procesos geológicos tienen la capacidad de realizar la serpentinización, y esta a su vez tiene un poderoso potencial para apoyar las formas de vida en lugares extremos ¿podríamos observar vida sustentable en otros planetas rocosos? Donde quiera que se este produciendo olivinio en un planeta rocoso, muy probablemente, se este realizando la serpentinización, dice Plümper, y en ausencia de la fotosíntesis esto podría proporcionar otra alternativa para sostener la vida

¿Ustedes también están pensando en Encélado, Europa o Marte? Si, yo también.

 

 

También te puede interesar: