Oimiakón, el lugar más frío del mundo.

Oimiakón; el lugar más frío del mundo

23-06-2018

Los peces se congelan en menos de 30 segundos…

Por: Antonio Medina

 

En la parte más oriental de la región de Siberia, justo a un lado del río Indigirka, se encuentra la localidad rusa de Oimiakón, un pequeño poblado de apenas 426 habitantes que podría parecer nada del otro mundo, pero que tiene la peculiaridad de ser considerado el lugar más frío de todo el planeta.

Oimiakón se encuentra situado en medio de dos pequeñas cadenas montañosas, las cuales atrapan el frío durante los 365 días del año, lo que le da el extremo clima que se vive en este lugar. Científicos hicieron la medición de la temperatura durante un cierto período de tiempo en el valle donde se encuentra el poblado y en la cima de las montañas. El resultado arrojó que la temperatura es más alta en la punta de los cerros que en Oimiakón, esto debido al fenómeno de la inversión térmica, donde el aire frío es más denso y cae al valle por la gravedad.

El suelo del lugar es lo que se conoce como permafrost, que no es otra cosa que una capa de suelo permanentemente congelada, aunque no siempre se encuentre cubierta por hielo o nieve. Se calcula que el suelo de esta región lleva congelado entre 1.4 y 1.85 millones de años.

El 26 de enero de 1926 se registró una temperatura de -71.2 ºC, la más baja que haya sido registrada en una zona habitada. Aunque hay algunos investigadores que debaten que esta medición fue obtenida por extrapolación y no de manera directa. Aún así, esto sigue siendo considerado un verdadero récord de temperatura. También es la temperatura más baja registrada en el hemisferio norte y solo es superada por las temperaturas obtenidas en la Antártida, donde se han llegado a registrar -91 ºC cerca del macizo montañoso Antártico.

Su nombre viene del yakuto y significa literalmente agua que no se congela, esto debido a las aguas termales que se encuentran alrededor de Oimiakón. En esta región, el invierno dura 9 meses y es uno de los más duros del planeta. Los pescadores de la zona aseguran que, tras haber sacado un pez del mar, este se congela en menos de 30 segundos y que incluso la gasolina de los automóviles se solidifica en cuanto el motor se apaga.

Sin duda alguna Oimiakón es una verdadera maravilla natural y uno de los paisajes más hermosos y recónditos que tiene Rusia para deleitarnos; y a pesar de que está muy lejos de la fiesta mundialista que se está llevando a cabo este año, vale la pena conocer lo que sucede en el lugar más frío del mundo.

También te puede interesar: