Mapa del fondo oceánico. Houston University

El primer “Atlas del Inframundo” muestra las placas tectónicas escondidas y olvidadas de la Tierra

30-10-2017

La Tierra como nunca antes la habías visto.

Por: Deyanira Almazán

Por alguna razón, todo lo que no vemos nos resulta fascinante y las placas tectónicas no son la excepción. Por siglos, los humanos hemos estado obsesionados con esos pedazos de corteza terrestre que hacen a la Tierra única en el sistema solar y cuyo movimiento produce temblores, modela cadenas montañosas, islas, volcanes y océanos.

Ahora un grupo de científicos holandeses de la Universidad de Utrecht ha publicado el primer Atlas del Inframundo (Atlas of the Underworld), el mapa más completo que existe sobre el manto de la Tierra y la evolución de sus placas tectónicas a lo largo de los últimos 300 millones de años.

Para hacer esta obra maestra, los científicos mapearon sistemáticamente las posiciones de las placas tectónicas que han sido empujadas hacia los adentros del planeta, en otras palabras, las placas subducidas en el manto terrestre.

¿Subdu qué?

Se le llama subducción al proceso mediante el cual una placa se hunde por debajo de otra. Esto sucede en diferentes zonas a lo largo de todo el planeta. La cordillera del Himalaya, en Asia, los Andes, en Sudamérica y el archipiélago de Japón son algunos rastros de este proceso.

El nuevo atlas rastrea 94 de estas placas en el mundo. Un enorme trabajo que les llevó 17 años de investigación.

¿Cómo lo hicieron?

Estas placas que se hunden, llamadas 'losas', son más frías que sus alrededores y permanecen así por un período de tiempo muy largo: alrededor de 250 millones de años.

Como resultado de su baja temperatura, las ondas sísmicas viajan más rápido en estas placas que en las del manto circundante, que son más calientes. Gracias a la técnica conocida como tomografía sísmica, fue posible reconstruir una imagen 3D de la estructura interna de la Tierra, a partir de la velocidad sísmica en la corteza y el manto. Las mediciones de este maravilloso atlas llegan hasta los 2,900 kilómetros.

Cocos.jpg
La anomalía de Cocos. Los segmentos más azules representan fragmentos del manto inusualmente fríos,
que probablemente sean fragmentos de placas tectónicas antiguas.
Atlas del Inframundo

 

"Ahora podemos trazar no solo cómo se mueven las placas sobre la superficie, sino también cómo se hunden hasta el límite entre el núcleo (exterior) y el manto", dijo uno de los miembros del equipo, Douwe van Hinsbergen al sitio Gizmodo. "Eso es genial para mí: podemos aprender sobre la física dentro de la Tierra", concluyó.

Himalayass.jpg
La anomalía del Himalaya. 
Atlas del Inframundo

 

Este Atlas no es solo un catálogo del mundo subterráneo, también puede enseñar a los científicos cómo funciona este mundo oculto que es el manto, sus presiones y sus movimientos. Pero también puede enseñarnos cómo evoluciona el planeta y las consecuencias para los que vivimos en su superficie. Por ejemplo, el Altas ya se usó para calcular el CO2 emitido por la actividad volcánica, y cómo los niveles del mar han cambiado en millones de años.

A través del Atlas, los científicos también descubrieron una amplia “zona de desaceleración de losa” a unos 1,500-2,000 kilómetros debajo de la superficie, donde las losas disminuyen la velocidad, pero no se detienen, para luego acelerar nuevamente hacia el núcleo.

El equipo espera que muchos otros descubrimientos como este ocurran en el futuro a medida que el mapa del inframundo se refine y se amplíe.

También te puede interesar: