Wikimedia Commons. W0zny

Lago Baikal: "Las Galápagos de Rusia"

23-05-2017

El lago Baikal, ubicado al sur de Siberia, en Rusia, es algo excepcional.

No sólo es el lago de agua dulce más grande del mundo (en volumen), sino que es también el más profundo y el más antiguo.

En 1996 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Su gran biodiversidad y su aportación al estudio de la evolución de las especies le ha valido el sobrenombre de las “Galápagos de Rusia”. 

Características

Este lago cuenta con 23,013 km3 de agua, el equivalente a juntar el agua que existe en los cinco Grandes Lagos de Norteamérica; tiene una superficie de 31,722 km2, por donde desembocan más de 300 ríos y arroyos, aunque la única salida es el Río Angara.

Además de su tamaño, el Baikal es también el lago más profundo del planeta (1,700 metros), lo que le hace contener el 20% del agua dulce no congelada del planeta.

La pureza del hielo derretido, el plancton y la falta de sales minerales en el lago le permiten a sus aguas una claridad impresionante (se dice que es posible contemplar a través del agua 39 m de profundidad); es considerado uno de los lagos más claros del mundo.

Panorama_of_lake_Baikal.jpg
Sergey Pesterev

Ecosistema

La edad, el aislamiento y el agua oxigenada profunda lo han dotado de uno de los ecosistemas de agua dulce más ricos del planeta. Alrededor del 80% de las más de 3,700 especies encontradas en el lago Baikal son endémicas, lo que significa que no se encuentran en ninguna otra parte de la Tierra. Probablemente la más famosa sea la Pusa sibirica, la única especie de foca que pasa toda su vida en el agua dulce.

 

Nerpa.jpgCrédito: Flickr/ Sergey Gabdurakhmanov 

 

Según el sitio Baikal World Web, viven más de 50 especies de peces en el lago Baikal. Las especies de invertebrados acuáticos incluyen más de 100 especies de gusanos planos, más de 700 especies de antrópodos (insectos, arácnidos y crustáceos) y más de 170 especies de moluscos.

Otras especies terrestres alrededor del lago Baikal son los osos, el reno, el alce, el jabalí, el corzo siberiano, el turón europeo, el armiño, el sable y los lobos.

En cuánto a la vegetación hay docenas de especies de árboles, incluyendo cedro, abeto y la pícea. Algunos de los árboles tienen hasta 800 años.

Historia geológica

Este lago tiene por lo menos 25 millones de años, por lo que se considera el más viejo de la Tierra. Tanto el lago como las montañas circundantes se formaron por las fracturas y movimientos de la corteza terrestre. De acuerdo al sitio Baikal World Web lo más probable es que fuera en un inicio un lecho de río, pero los temblores y las fracturas en la corteza terrestre fueron con el tiempo aumentando su tamaño y ensanchando el espacio entre sus orillas.   

Partes de la cuenca del Baikal se desarrollaron en diferentes épocas durante el período terciario (que empezó hace 66 millones de años hasta hace 2.6 millones de años). El derretimiento de los glaciares también aumentó los niveles de agua.

Es probable que una serie de lagos, similares a los Grandes Lagos, se desarrollaran primero y luego se unieran en el Plioceno (de hace 5.3 millones de años hasta hace 2.58 millones de años). Hay varias teorías sobre lo que podría haber causado la unificación, incluyendo el hundimiento de la tierra, rocas caídas, erosión y terremotos. Probablemente, fue una combinación de todos estos factores.

¿Amenazas?

El cambio climático amenaza prácticamente todos los lugares del planeta y el lago Baikal no es la excepción. De acuerdo a algunos científicos, la temperatura promedio del lago aumentó en 1.2º C entre 1946 y 2004, lo que ha tenido efectos dramáticos en el ecosistema.

 

15BAIKAL-master675.jpg
Afloramientos de alga en el lago Baikal. Crédito: Rachel Nuwer

 

Actualmente una de las mayores amenazas del lago es la presencia de algas, las cuales son tóxicas para algunas especies.

Estos afloramientos de algas son causados por los cambios de clima, de temperatura y el excesivo escurrimiento de fertilizantes y otros contaminantes.

Las autoridades locales habían asumido que el lago Baikal era demasiado extenso para sufrir de este terrible fenómeno, pero el desarrollo y la industrialización de Ruisia y Mongolia, así como el creciente turismo parecen estar cambiando el cálculo.

 

 

También te puede interesar: