Río de la Paz (Canadá), Foto por R. Couture (GSC).
Un tren descarriló debido a un deslizamiento de tierra en la parte montañosa del este de Suiza en agosto del 2014. Crédito: AFP y EFE
imagen de Ada Monzón

Deslizamientos de tierra

12-08-2015

Los hundimientos, los deslizamientos de laderas y los desprendimientos de rocas, son procesos geológicos comunes en la superficie de la Tierra. Son parte del ciclo natural de la corteza terrestre que suceden cuando la fuerza de gravedad moviliza masas de tierra, rocas, suelo y materiales orgánicos. Son una de las formas de erosión llamada remoción de masas donde el agente causante del movimiento es la gravedad.

Dado que la gravedad actúa permanentemente sobre una pendiente, los deslizamientos sólo ocurren cuando la fuerza excede la resistencia del material.

Causas

Los deslizamientos ocurren en lugares montañosos con pendientes fuertes o barrancos, cuando a la pendiente le es imposible retener el material de tierra. Incluso hay lugares con pendientes de pocos grados (1-2º) que han tenido deslizamientos. Los derrumbes no solo ocurren sobre tierra, sino que pueden ocurrir debajo del mar. El material de tierra puede caer, volcarse, deslizarse, regarse o fluir, y por eso depende del tipo de derrumbe, rocas, suelos y vegetación.

Los detonantes principales y naturales de los derrumbes son las lluvias intensas y prolongadas, los temblores y los volcanes. La acumulación de agua en el terreno, provoca que la capa superior del suelo se convierta en lodo lo que hace que se desplace fácilmente, arrastrando lo que se encuentre a su paso. Otras causas son las acciones antrópicas como los movimientos de tierra y excavaciones que se hacen para construir carreteras, edificaciones, presas, minas a cielo abierto, etc. rompen los perfiles de equilibrio de las laderas y facilitan el desprendimiento y el deslizamiento.

¿Cómo cuidarse de un derrumbe?

landslide_road.jpg

La tierra puede caer de forma rápida o lenta. Si el movimiento es rápido, puede provocar daños a las propiedades y muertes. Si el movimiento es lento, la parte superior del terreno va cediendo con el tiempo, y es posible tomar medidas para prever daños.         

Los derrumbes generalmente se repiten en lugares donde ya han ocurrido previamente. Los geólogos estudian las características de un terreno, y pueden determinar el potencial de derrumbes de una zona, de acuerdo al tipo de suelo y rocas, y recomendar acciones que prevea el daño que pudiera ocasionar un derrumbe.

El peligro de derrumbes se puede reducir evitando la construcción en laderas empinadas y deslizamientos ya existentes, o mediante la estabilización de las laderas.

La estabilidad aumenta cuando se evita que el agua subterránea suba a la superficie mediante una o más de una de las siguientes técnicas: Cubriendo el área con una membrana impermeable, redirigiendo el agua de la superficie lejos del lugar de derrumbe, drenando el agua subterránea lejos del lugar del derrumbe, minimizando el riego de superficie.

Reconociendo señales de advertencia de un deslizamiento de tierra

senalizacion.jpg

En casa: Las puertas o ventanas se atascan o atoran. Aparecen grietas en el yeso, mosaico, ladrillos o cimientos. Las paredes externas, los corredores o escaleras empiezan a separarse del edificio.

En lugares públicos: Aparecen grietas que avanzan y se hacen más anchas poco a poco en el suelo o en las áreas pavimentadas, como las calles o los senderos de entrada.  Las tuberías subterráneas de los servicios públicos se rompen. El terreno se vuelve abultado en la base de un declive. El agua irrumpe o brota a través de la superficie del suelo en lugares nuevos. Las cercas, los muros de contención, los postes de los servicios públicos o los árboles se inclinan o se mueven. Se oye un leve sonido retumbante que va aumentando de volumen a medida que el derrumbe de tierra se acerca. El terreno se inclina hacia abajo en una dirección y puede comenzar a moverse en esa dirección bajo sus pies. Los ruidos fuera de lo común, como árboles que crujen o rocas que chocan, podrían indican un movimiento de escombros.  

En carreteras: Al conducir, puede verse el pavimento hundido, lodo, rocas caídas y otras indicaciones de un posible desprendimiento de escombros (los terraplenes al lado de las carreteras son especialmente susceptibles a los derrumbes de tierra).

Antes de un deslizamiento

Mantente despierto y alerta, muchas de las muertes causadas por escombros ocurren durante la noche cuando la gente se encuentra durmiendo.

Mantente atento a los avisos de tormentas por la radio. Teniendo presente que las lluvias intensas de corta duración son particularmente peligrosas, especialmente si ocurren después de periodos largos de lluvias.

Considera evacuar tu hogar si vives en un área que es susceptible a deslizamientos; teniendo en cuenta que puedas hacerlo sin correr peligro. Es muy peligroso conducir durante las tormentas.

Mantente alerta a cualquier sonido producido por escombros en movimiento, tales como arboles derrumbándose, peñascos que chocan uno con el otro.

Durante un deslizamiento

Evita el pánico, es tu principal enemigo.

Si estás en el interior, permanece adentro. Protégete bajo un mueble sólido como una mesa.

Si estás en el exterior: Aléjate de la trayectoria del derrumbe, dirígete rápidamente a un lugar alto que esté cerca y fuera de la trayectoria del derrumbe, si las rocas o escombros están acercándose, busca refugio ya sea cerca de un grupo de árboles o en un edificio, si no puedes escapar, agáchate y protege tu cabeza.

Si estás dentro de un automóvil, toma otra dirección, si el auto se detiene o se atasca, abandónalo de inmediato y sube a un lugar estable y seguro, si puedes divisar el deslizamiento en la carretera, avisa a otros conductores y a las autoridades respectivas. No intentes cruzar el área afectada. Aléjate del lugar ya que pueden seguir cayendo materiales y escombros sobre los sectores aledaños.

Después de un deslizamiento

Mantente alejado del área de derrumbe, ya que pueden ocurrir derrumbes adicionales. Recuerda que pueden formarse inundaciones también con las lluvias.

No muevas a las personas lesionadas, a no ser que estén en peligro de sufrir nuevas heridas. Si es posible, colabora en las labores de rescate; si no has sufrido daños, sé solidario, y presta, junto con tu familia, refugio temporal a un afectado. Sigue al pie de la letra las instrucciones ofrecidas por las autoridades y personal de primeros auxilios/emergencia. No utilices servicios públicos como transporte, teléfonos, hospitales, si no es estrictamente necesario.

 vagones deslizamiento.jpg



También te puede interesar: