Pixabay

Incendio en Arteaga, Coahuila, consume 600 hectáreas

07-06-2018

Un año particularmente caliente para Coahuila...

Por: Deyanira Almazán

El incendio comenzó este 6 de junio alrededor de las 3 de la tarde en el predio Copetonas en el Cañón de Carbonera. Las autoridades han declarado que el fuego avanza rápidamente hacia las comunidades rurales de Arteaga, por lo que podrían ser evacuadas. Por lo pronto, un albergue en la estación de bomberos, la clínica y el consultorio médico regional ya se encuentran listos en caso de ser necesitados.  

Desde que comenzó el incendio, 140 brigadistas trabajan en la zona para combatirlo y controlarlo, y se espera que 40 brigadistas más se incorporen muy temprano el día de hoy, para continuar con las labores.

Eglantina Canales, titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano del estado (Smadu), expuso que aún no se puede dar por controlado el incendio forestal y esperan que las condiciones climatológicas no sean adversario para poder abatirlo.

Mientras tanto se ha solicitado a la ciudadanía no obstaculizar las vías de acceso, así como evitar acercarse al incendio para permitir que los brigadistas especializados sean quienes lo combatan.

Ninguna sorpresa

Este incendio forestal no es ninguna sorpresa para los coahuilenses, pues en lo que va del 2018, al menos 54 incendios forestales se han registrado en el estado de la Comarca, siendo los más graves los de las últimas semanas, cuando una serie de descargas eléctricas desataron cinco incendios forestales en la serranía de Ocampo y en Ciudad Acuña, afectado unas 2 mil hectáreas.

 ¿Quién tiene la culpa?

Si bien muchos de estos incendios se deben a descargas eléctricas, la actividad humana que va desde las malas prácticas de manejo forestal hasta la ignición deliberada está empeorando el panorama.

Si bien el cambio climático no causa directamente los incendios, al igual que las aguas más cálidas en el Golfo de México han contribuido a una horrible temporada de huracanes, las temperaturas más cálidas en todo el mundo han contribuido a la aridez y más elementos que alimentan los incendios.

Así que mucho podemos hacer para estar mejor preparados; a través de un mejor y más cuidadoso desarrollo de ciudades y pueblos, la remoción de vegetación o la capacitación de los ciudadanos para prevenir e incluso combatir incendios forestales. 

También te puede interesar: