Kronotski, el valle de los géiseres - - Crédito: Siberian Times

Kronotski , el valle de los géiseres

27-06-2018

Rusia 2018: más allá del fútbol

Por: Antonio Medina


En uno de los extremos de Rusia, al sur de la península de Kamchatka, se encuentra un superficie de 10,990 kilómetros cuadrados que alberga todo el poder de la naturaleza y que debido a su clima extremo es conocido como la “tierra de hielo y fuego”, la reserva natural de Kronotski.

Creada en 1934 con el fin de estudiar las ciencias naturales, la reserva natural de Kronotski es una verdadera belleza con paisajes que podrían parecer de otro planeta. Cuenta con una región llena de volcanes de más de 3 kilómetros de altura, rodeados de valles con una flora y fauna única, y por si todo esto fuera poco cuenta con una gran cantidad de géiseres y aguas termales.

La zona del inmenso valle en el cual se encuentra el río Geysernaya es un paraíso para los geólogos, quienes se pueden dar vuelo al estudiar su casi centenar de géiseres a través de sus más de 6 km de longitud. El Valle de Los Géiseres es la segunda concentración más grande de géiseres en el mundo y el único campo de géiseres en Eurasia. Los casi 100 géiseres que ahí podemos encontrar, expulsan columnas de vapor durante todo el día y están rodeados de manantiales termales. 

El más destacado de todos es el llamado Velikan, cuyas columnas de vapor llegan a alcanzar los 23 metros de altura. Hace erupción cada 6 horas aproximadamente con una duración de alrededor de un minuto. Aunque el mayor de estos géiseres estalla con cerca de 60 toneladas de agua, pero solamente lo hace una o dos veces al año.

Pero el Valle de géiseres no es la única característica geográfica interesante de Kronotski. La caldera de Uzon,  es un inmenso cráter de unos 10 kilómetros de diámetro y un área total de 150 kilómetros que se formó aproximadamente hace unos 40 mil años, cuando un volcán explotó y fue destruido por esta serie de erupciones. Dentro de esta caldera que se encuentra rodeada por cornisas de hasta 800 metros de altura, se ubican las mayores atracciones de esta área protegida, como manantiales de agua mineral, pozos de barro, volcanes, lagos y ríos.

Y para cerrar con broche de oro tenemos al Kliuchevskoi, el volcán activo más alto de Eurasia, con una altura de 4,750 metros. Se formó hace unos 6 mil años, es un estratovolcán basáltico que se encuentra cubierto de nieve y su simetría lo hace lucir imponente como el amo y señor de Kronotski. Desde su formación ha entrado en erupciones explosivas frecuentemente, la última se dio en 1994, cuando de su cráter de 700 metros de ancho expulsó una columna de ceniza de 2 kilómetros y profusos ríos de lava que bajaron por sus laderas.

Lamentablemente este precioso lugar solo es accesible para un reducido grupo de turistas y científicos. Pero aún así, el área natural protegida de Kronotski es una de las maravillas que Rusia tiene que ofrecer a los cientos de miles de turistas en este Mundial.

También te puede interesar: