Relámpagos se observan durante la erupción del Monte Etna. La imagen fue creada por Marco Restivo que fusionó cinco imágenes distintas en secuencia. Foto: Marco Restivo / Barcroft Media
Crédito: AFP
Fuente: EPA/NASA EARTH OBSERVATORY

Monte Etna: Lo que tienes que saber del volcán más activo de Europa

09-12-2015

Por sexto día consecutivo, el volcán Etna, ubicado en la isla de Sicilia, Italia, ha lanzado columnas de ceniza caliente y ríos de lava que fluyen continuamente por la ladera de la montaña.

Esta es la primera vez en 2 años que el volcán entra en erupción. Comenzó el jueves 3 de diciembre con pequeñas erupciones estrombolianas y se intensificó el viernes 4, cuando lanzó una columna de ceniza de 7 km de alto, que la convirtió en la erupción más violenta de los últimos 20 años.

Etna es el volcán activo más grande en Italia. Esta situado cerca de la costa este de la isla de Sicilia y tiene 3,329 metros de altura. Es también el volcán con el record en erupciones continuas.

Etna es un conjunto de estratovolcanes anidados con cuatro cráteres distintos, que han sido nombrados Vorágine, la Bocca Nuova, el Cráter Noreste y el Cráter Sureste Complejo, éste último formado por una erupción en 1978. Cada uno de estos cráteres tiene un conducto respectivo por lo menos de cien metros, lo que significa que tienen actividad distinta.

Erupciones estrombolianas, que producen ceniza, material piroclástico y flujos de lava, son las erupciones más comunes en estos cráteres.

La característica más grande del volcán es el Valle del Bove, una gran depresión en forma de herradura situada en el lado este. Numerosas fisuras y orificios de ventilación en los flancos del volcán producen lentos flujos piroclásticos a baja altura que amenazan la agricultura y los servicios públicos en las ciudades densamente pobladas que rodean la montaña.

Historia Eruptiva

etna-volcano-erupt_3519235k.jpg
 
Una foto tomada por el satélite Landsat 8 de la NASA muestra una nube de gas y ceniza desde la cima del volcán Etna.
Crédito: EPA/NASA EARTH OBSERVATORY
 

El Monte Etna tiene el historial de erupciones documentadas más antiguo de todos los volcanes. La primera erupción registrada fue escrita por Diodoro de Sicilia en el año 425 a.C. El poeta romano Virgilio describió la montaña en su obra La Enelda.

De acuerdo a registros romanos del año 122 a.C una gran erupción del Monte Etna bloqueó el sol durante varios días y causó grandes daños a la ciudad de Catania, en la costa. El gobierno romano eximió a la población de pagar impuestos durante 10 años.

Posteriormente, en 1669, sucedió una de las erupciones más destructivas del volcán. 1,500 personas murieron cuando un terremoto originado debajo del Monte Etna provocó la desaparición del pueblo de Nicolosi.

En 1928, el pueblo de Mascali fue eliminado del mapa en sólo dos días luego de que una fisura se abriera cerca de los pies de la montaña.

En 1992 un flujo de lava amenazó al poblado de Zafferana, pero importantes esfuerzos por desviarlo salvaron al pueblo. Primero se levantaron barreras de tierra para tratar de detener la lava pero la lava sobrepasó las barreras: posteriormente, con ayuda de Estados Unidos ejecutaron la llamada “Operación Volcán Buster” con la que dejaron caer bloques de hormigón en el borde y en la boca del túnel de lava mediante helicópteros. Aunque los bloques redujeron el flujo, la lava arruinó por completo granjas agrícolas y casas a su paso.

Situado en una falla

El Monte Etna está asociado al límite de una zona compleja de subducción, donde la placa Africana se hunde por debajo de la Euroasiática desde hace aproximadamente 100 millones de años. Este movimiento produjo otros volcanes mediterráneos como el Vesubio y el Stromboli, pero a diferencia de estos, Etna es parte de un arco volcánico diferente. Etna, en lugar de ubicarse sobre la zona de subducción se encuentra en frente de ella.

mt-etna-plate-tectonics.jpg

Fuente: Geology.com

Varias teorías se han propuesto para explicar la ubicación del Etna y su historia eruptiva. La más aceptada sugiere que la microplaca Jónica, mucho más ligera pudo haberse roto y parte de ella se quedó rezagada atrás de la placa Africana, que es mucho más pesada. Magma proveniente del manto de la Tierra está llegando al espacio creado por este rezago.

Este fenómeno podría explicar los tipos de lava producidos por las erupciones del volcán Etna, que se asemejan al tipo de lava producido a lo largo de las zanjas de aguas profundas donde el magma proveniente del manto es impulsado a través de la corteza terrestre.

La lava de los otros volcanes se genera por la fusión de la corteza en lugar de provenir del manto. Sin embargo esta no es la única teoría, otras posibles explicaciones sugieren un punto caliente o una grieta en la placa Africana. Los científicos todavía están debatiendo la que mejor se ajuste a sus datos, y están usando una variedad de métodos para construir una mejor imagen de la corteza terrestre por debajo del volcán.

A pesar del misterio y el peligro, los sicilianos lo llaman "Mongibello," la hermosa montaña. Flores y frutas crecen en el suelo enriquecido por la ceniza. En el 2013 La Unesco lo declaró patrimonio de la humanidad y ha sido desde siempre un destino privilegiado y obligatorio para los turistas.

etna-volcano-erupt_3519237k.jpg

 **

Fuente: GeoEnciclopedia; LiveScience;   

También te puede interesar: