Sobrevuelo de helicóptero de la zona este del Rift Este del volcán Kilauea el 19 de mayo de 2018. USGS

Una nube tóxica se suma a las amenazas por la erupción del Kilauea

22-05-2018

Lava, lluvia ácida, dióxido de azufre y ahora 'laze'...

Por: Deyanira Almazán

Por más de dos semanas, el volcán Kilauea ha estado montando tremendo espectáculo. No solo son los videos y las imágenes con los que los usuarios de todo el mundo han inundado las redes sociales, también son las docenas de casas que la lava ha calcinado; las más de 2,000 personas que han tenido que abandonar sus hogares; los flujos de lava que han llegado hasta el océano Pacífico; y ahora también, la gran nube de vapor tóxico que pone en peligro a la población.

El volcán Kilauea comenzó a hacer erupción el 3 de mayo, después de que una intensa actividad sísmica en la región provocara una erupción fisural con grietas y coladas de lava de hasta 16 km de largo.

Desde entonces, la actividad no solo no ha cesado, sino que se ha intensificado rápidamente. Al 21 de mayo, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) registra 22 fisuras abiertas, dos de ellas fusionadas, lo que ha provocado un incremento en el tamaño y la velocidad de los flujos de lava y columnas que expulsan piroclásticos de hasta 60 metros de altura. Desafortunadamente, un hombre se reportó herido el 19 de mayo, por un piroclasto que alcanzó la terraza de su vivienda y aterrizó sobre su pie.

Las rocas y el material piroclástico que sale expulsado desde estas grietas o fisuras pueden ser mortales, de acuerdo a los expertos, algunas llegan a pesar tanto como un refrigerador.

Pero por si esto fuera poco, una nube de gases tóxicos se suma a la lista de amenazas, un nuevo peligro que los científicos denominan "laze" por la combinación lava y haze (neblina). Cuando la lava hirviendo entra en contacto con el agua del océano, se genera una reacción química que produce pequeñas explosiones, enviando partículas de ácido clorhídrico y vidrio volcánico al aire. Esta nube tóxica es altamente corrosiva y puede causar irritaciones en la piel, ojos y pulmones, y los que sufren de asma o enfisema pueden ser particularmente vulnerables.

En respuesta a esta nueva amenaza, las autoridades han recomendado a la población permanecer en el interior si sienten cualquier irritación en la piel.

Los mensajes de la Defensa Civil del Condado de Hawái exhortan a los residentes del distrito de Puna a permanecer alerta, revisar los planes de emergencia individuales, familiares y comerciales y estar atentos a más información sobre el estado del volcán.  Las indicaciones con respecto a las condiciones, advertencias y evacuaciones se encuentran en la siguiente página http://www.hawaiicounty.gov/active-alerts/

También te puede interesar: