Cumbre de Cambio Climático en Marrakech

10-11-2016

“COP” es el acrónimo que corresponde a “Conference Of Parties” (Conferencia de las Partes). Su objetivo es orientar los esfuerzos de los países que son “Partes” de la Convención para actuar contra el cambio climático, o sea, impedir la interferencia «peligrosa» del ser humano en el sistema climático.

Hoy en día, la Convención cuenta con 197 Partes (196 naciones y la Unión Europea). En marzo del 2016, Palestina fue el último Estado en adherirse a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La Primera Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático se celebró en Ginebra en 1979, por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio ambiente (PNUMA), a quien se unió el Consejo Internacional de las Uniones Científicas. Dicha conferencia marcó el inicio de un programa de investigación mundial sobre el clima.

Esta conferencia es el órgano que toma las decisiones supremas de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

La COP 22 dio inicio en Marrakech el 7 de noviembre, y culminará el 18 del mismo mes. En ella se buscará reforzar los acuerdos establecidos en la COP21 en París y se intentará lograr un documento de compromiso internacional mucho más detallado.

El Acuerdo de París traza como meta principal mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados Celsius, respecto a la era industrial. Si el planeta llegara a los cuatro grados, el clima fuertemente las poblaciones, provocando olas de calor tan largas como devastadoras, un incremento exponencial de los ciclones naturales, sequías y hambruna y un incremento del nivel del mar en las urbes costeras.

El objetivo principal consiste en estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida toda “perturbación antropogénica peligrosa del sistema climático”. El término “antropogénico” se refiere a los efectos causados por la acción e interferencia del ser humano.

Ésta convención afirma: “Las partes deberán preservar el sistema climático en beneficio de las generaciones presentes y venideras, basándose esencialmente en la equidad y conformidad con sus responsabilidades comunes pero diferenciadas, sus capacidades respectivas y sus condiciones sociales y económicas”.

Los países que firmaron el acuerdo de París deberán desarrollar sus planes nacionales de adaptación. Para Nizar Baraka, presidente del comité científico de la Cop22, “tenemos que animar a nuestros países a participar de una manera fuerte en los sectores relacionados con la economía verde [y también con la economía azul] con el objetivo de aprovechar las oportunidades de crecimiento y puestos de trabajo relacionadas con ellas”.

El día de ayer, (9 de Noviembre) estuvo dedicado al agua, el objetivo fue concienciar sobre el efecto que las cuestiones relacionadas con el calentamiento global impactan negativamente sobre este importante recurso. Durante la conferencia se destacó el hecho de que el agua es especialmente crítica en el continente africano, en lo que respecta a la seguridad alimentaria, la salud y el desarrollo humano. Para ello, la COP22 es una oportunidad clave para consolidar con más firmeza el tema del agua, no sólo en las negociaciones sobre el clima, sino en todo el espectro de acciones de la sociedad civil y del sector privado en materia climática.

El tema del agua es uno de los varios asuntos que se abordarán en el marco de la Agenda de Acción Global que se desarrollará durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Marrakech (7-18 de noviembre).

También te puede interesar: