En septiembre de 2016, el Ártico estaba cubierto con sólo 110,000 kilómetros cuadrados de hielo viejo (al menos 5 años de antigüedad), que es más resistente. Eso se compara con septiembre de 1984, cuando 1.86 millones de kilómetros cuadrados de hielo antiguo cubrían el Ártico. Crédito: Observatorio de la Tierra de la NASA

El preocupante derretimiento del hielo en el Ártico

25-11-2016

Investigadores daneses y estadounidenses revelan en un nuevo estudio, que las elevadas temperaturas del aire y la superficie del mar, podrían conducir a mínimos históricos de hielo marino en el polo norte durante el próximo año.

De acuerdo al estudio, el Polo Norte está experimentando inesperadas temperaturas marinas que están deteniendo la formación habitual del hielo. Una señal de que el calentamiento global podría estar teniendo efectos aún más preocupantes de lo que se pensaba.

11_21_16_Brian_JAXASeaIceExtentA.gif

La mayoría de los años, en el polo norte, el sol se pone a mediados de octubre y no vuelve a salir hasta primavera. Esto sirve como señal de que el hielo marino comenzará a extenderse a través del Océano Ártico. Sin embargo este año, el calor intenso está impidiendo que el proceso suceda, provocando que el hielo se derrita.

Las temperaturas han sido de hasta 20C más calurosas de normal.

Todo éste raro acontecimiento comenzó a mediados de octubre, cuando las temperaturas permanecieron en su rango de septiembre, impidiendo el crecimiento del hielo marino. Al final del mes, el Ártico perdió un trozo de hielo del tamaño del este de los Estados Unidos.

El hielo marino, que se forma y se derrite cada año, ha disminuido más del 30% en los últimos 25 años. Esta semana estuvo en el nivel más bajo registrado para finales de noviembre. De acuerdo a Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo (NSIDC) del gobierno de los Estados Unidos, alrededor de 2 millones de kilómetros cuadrados de hielo menos que el promedio, se ha formado desde septiembre. El nivel está muy por debajo del mismo período de 2012, cuando el hielo marino registró el nivel anual más bajo.

Rasmus Tonboe, experto en teleobservación del hielo marino del Instituto Meteorológico Danés, en Copenhague, dijo: "Las temperaturas de la superficie del mar en los mares de Kara y Barents son mucho más cálidas que de costumbre. Eso dificulta que el hielo marino se congele.

De acuerdo a los especialistas, la tardía formación de hielo tiene efectos al año siguiente, con graves consecuencias para el clima. "El viento extremo y las altas temperaturas del aire podrían ver disminuir la extensión del hielo el próximo año, por debajo del récord de 2012". Dijo Julienne Stroeve, profesora de observación polar en la University College de Londres. 

 

**

Fuentes:

LiveScience

The Guardian 

También te puede interesar: