Hace unos días un pedazo mucho más pequeño se desprendió del noroeste de Groenlandia, del lado de la plataforma Petermann, y de acuerdo a los científicos, representa un elevado peligro para el aumento del nivel del mar.

Otro desprendimiento de hielo… pero ahora en el Ártico

08-08-2017

¿Te acuerdas del enorme iceberg que se desprendió de la Antártida a principios de julio?

Pues recientemente algo parecido, pero a menor escala, sucedió en el Ártico. Sólo que esta vez es mucho más alarmante.

Por: Alejandra Almed

El iceberg de la Antártica, si bien era de un tamaño preocupante, no estaba tan vinculado con el cambio climático, pues a pesar de que pesaba más de 1 billón de toneladas métricas, los científicos confiaron en que no tendría un impacto directo en el aumento del nivel del mar debido a que el hielo ya estaba flotando en el mar.

Pero hace unos días un pedazo mucho más pequeño se desprendió del noroeste de Groenlandia, del lado de la plataforma Petermann, y de acuerdo a los científicos, representa un elevado peligro para el aumento del nivel del mar. 

IcebergPetermann.png
El glaciar Petermann en Groenlandia muestra signos de resquebrajamientos.
Crédito: NASA EARTH OBSERVATORY

 

Según Laurence Dyke, investigadora del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia, en los últimos años el movimiento del glaciar Petermann se ha acelerado considerablemente, arrojando trozos de hielo hacia el océano Ártico y expulsando hielo del centro de Groenlandia. Mientras tanto, la plataforma helada que los mantiene unidos y que detiene el acelerado flujo de hielo, se sigue desintegrando a medida que el calentamiento global aumenta.

Sin embargo, lo más alarmante para los científicos no es el bloque de hielo en sí, sino las consecuencias de la ruptura, pues podría llevar a una extensión en las grietas que se encuentran más arriba del glaciar, pudiendo ocasionar que la plataforma se quiebre más rápidamente. Este quebrantamiento ha ocasionado una abertura al centro de la plataforma, lugar inusual para que se formen estas grietas, lo que podría provocar la unión con las grietas que se ubican a los extremos.

El estante de hielo que mantenía unido el glaciar perdió partes importantes en el 2010 y el 2012. Sin embargo, dice Dyke que ésta última pérdida ha sido más notoria y no se había observado algo así desde hace 150 años bajo la continua vigilancia del glaciar. Los glaciares de Groenlandia son uno de los principales contribuyentes a la subida del nivel del mar en el mundo. Petermann, por ejemplo, representa casi el 10% de la capa de Groenlandia y solo éste podría elevar los niveles del mar 30 centímetros.

Un estudio publicado a principios de este año en la revista Nature asegura que Groenlandia se está derritiendo 5 veces más rápido en los últimos 25 años. Varios investigadores han advertido que al final del siglo los niveles del mar subirán 92 centímetros aproximadamente. No obstante, si los glaciares del Ártico se siguen desintegrando a esta velocidad harán que los niveles aumenten. Mientras Petrmann continúe retrocediendo, pedazos del centro de Groenlandia se seguirán moviendo y ocasionando una elevación en los niveles del mar.

De igual forma, el cambio climático ha llevado a un aumento en las temperaturas, tanto de las superficies de hielo como en el fondo de los mares, por lo que un mar más cálido provoca una erosión del hielo desde abajo. En palabras de Dyke, este doble efecto del calentamiento está realmente deshaciendo el glaciar. "En última instancia, es por eso que está teniendo este enorme retroceso ".

El investigador de la Universidad de Delaware, Andreas Muenchow dijo que este nuevo iceberg es la culminación de dos años de fusión. Groenlandia ya ha perdido dos plataformas de hielo en las ultimas décadas. Según las actualizaciones diarias del equipo de Muenchow, las temperaturas del océano debajo del estante de hielo están aumentando constantemente. A medida que el hielo del mar se derrite, el agua caliente fluye desde el océano Ártico y se agravia cuando aumenta la circulación del viento, ya que mueve libremente las aguas abiertas.

“Es un goteo pequeño, estable y medible, y es este goteo, goteo, goteo el que está erosionando estos glaciares", dijo Muenchow. "No siempre es lo que uno ve, ni un gran evento dramático, como el desprendimiento de un iceberg; es este goteo de todo el año, el goteo a goteo del océano lo que realmente determina el debilitando de la plataforma de hielo desde abajo ".

 

También te puede interesar: