NASA Earth Observatory imagen by Jesse Allen

Otro enorme iceberg se desprende de un glaciar en la Antártida

17-02-2017

Por: Antonio Medina

El glaciar Pine Island ha derramado otro bloque de hielo a las aguas antárticas. La pérdida fue minúscula en comparación con los icebergs que se desprendieron en 2014 y 2015, pero el evento es una prueba más de la fragilidad de la plataforma de hielo.

Una vez más, un enorme pedazo de hielo se ha desprendido del glaciar de Pine Island, en la Antártica. Este monumental pedazo de hielo que mide alrededor de 1.6 kilómetros de largo, ha preocupado a los científicos por su tamaño, pues reduce considerablemente el área del glaciar. El evento fue captado por los satélites de la NASA, que pudieron registrar el desplazamiento de esta masa de hielo.

El glaciar de Pine Island es uno de los más grandes de la placa de hielo occidental de la Antártida y representa aproximadamente el 20% del flujo total de la capa de hielo hacia el océano, de acuerdo a los investigadores de la NASA. Este inmenso glaciar ha sido de los menos estables durante los últimos años, la capa de hielo ha disminuido rápidamente y de manera drástica, pues ha perdido grandes pedazos, incluso se han desprendido icebergs del tamaño de pequeñas ciudades, reduciendo significativamente el tamaño del glaciar. El último gran desprendimiento en Pine Island se efectuó en el mes de julio de 2015, cuando un iceberg de 580 kilómetros cuadrados se separó del glaciar.

El satélite Landsat 8, que se encarga de monitorear la Tierra, logró capturar las imágenes del último desprendimiento, que se dio entre el 25 y el 29 de enero de 2017 y registró el progreso de esta separación, desde la grieta inicial, hasta que el iceberg salió flotando a la bahía. A pesar de que este pedazo de hielo es 10 veces menor al del evento de 2015, los científicos de la NASA están preocupados debido a que esto muestra la gran fragilidad que tiene la placa de hielo en estos momentos. 


El científico de la Universidad Estatal de Ohio, Ian Howat cree que estos nuevos desprendimientos son un tipo de replicas de aquél evento de 2015. Aparentemente la separación del Iceberg de 580 kilómetros cuadrados dejó puntos muy frágiles en el glaciar y esto ha ocasionado que pedazos más pequeños comiencen a desprenderse.

Es muy probable que durante los próximos años, una importante cantidad de icebergs continúe separándose del glaciar de Pine Island. La NASA se ha dado cuenta, mediante imágenes satelitales, de pequeñas fisuras que se encuentran alrededor de 10 kilómetros adentro del borde del glaciar. El cambio climático y el calentamiento de los océanos seguirán mermando la capacidad de recuperación de los glaciares.

De acuerdo con Ian Howat, los glaciares de la Antártida se encuentran en un proceso de erosión por el flujo de agua tibia que corre por debajo de ellos y esto podría afectar de manera rápida y significativa el tamaño de los glaciares. Un estudio reciente ha demostrado que el calentamiento de los océanos está causando grietas en el hielo de Pine Island al nivel de la base de piedra, por lo cual el glaciar está empezando a derretirse desde el centro del mismo y es probable que esto no se pueda detener.

Estas aguas oceánicas con mayor temperatura están causando que la placa de hielo de la Antártida comience a romperse de adentro hacia afuera. Este nuevo descubrimiento causa gran preocupación en la comunidad científica, pues se piensa que de seguir este ritmo, en menos de 100 años la capa de hielo de la Antártida podría haber desaparecido por completo.

También te puede interesar: