Mar de Weddel en la Antártida. Jeff Schmaltz/LANCE/EOSDIS Rapid Response/Jesse Allen/NASA

Un enorme agujero ha surgido en medio de la Antártida

18-10-2017

Y los científicos no tienen una clara explicación de su origen…

Por: Deyanira Almazán

El pasado 9 de septiembre, un satélite de  la NASA observó algo inusual y alarmante, un agujero de 257 km de diámetro en medio del hielo de la Antártida. De acuerdo a los científicos, se trata del agujero más grande visto en el Mar de Weddell desde la década de 1970.

A estas áreas abiertas de aguas rodeadas de hielo marino se les conoce como polinias y normalmente se forman en regiones “cálidas” de la Antártida costera, donde es más común que suceda un deshielo. Sin embargo, la ubicación de este agujero es inusual pues se encuentra en el corazón de la Antártida, por lo que los científicos no tienen una explicación clara de su origen.

El agujero fue descubierto por un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto y científicos del proyecto de Observaciones y Modelos sobre el Carbono y el Clima en el Océano Austral (SOCCOM), que se encontraban monitoreando el área con satélites luego de que fuera descubierto un agujero similar el año pasado, aunque no tan grande como el actual.

Hoyo Antartida.jpeg
Imagen: MODIS-Aqua vía NASA

 

Pero sorprendentemente, el agujero regresó después de 40 años. En la década de 1970, los científicos observaron una polinia en el mismo lugar. En aquél entonces, las herramientas de observación de los científicos no eran tan buenas, por lo que el agujero permaneció en gran medida sin ser estudiado. Posteriormente, el agujero desapareció por cuatro décadas, hasta el año pasado, cuando se le volvió a observar por algunas semanas. Ahora está de vuelta otra vez.

El agua profunda en esa parte del Océano Austral es más cálida y salada que el agua superficial. Las corrientes oceánicas elevan el agua caliente, provocando que se derritan los bloques de hielo de la superficie del océano. Ese derretimiento creó la polinia.

Una vez que el agujero expone continuamente el agua a los rayos del sol, es difícil que se formen nuevas capas de hielo. Cuando el agua más caliente se expone a las frías temperaturas ambientales, se hunde. Luego se recalienta en áreas más profundas, permitiendo que el ciclo continúe.

Los científicos están trabajando para comprender lo que ha traído de vuelta al agujero, después de tantos años. Kent Moore, profesor de física en la Universidad de Toronto, piensa que es probable que los mamíferos marinos puedan estar haciendo uso de esta nueva apertura para respirar.

Fuera de los efectos meteorológicos que esto pudiera tener en la zona, los científicos no están seguros de lo que realmente signifique para los océanos y el clima de la Antártida, y si está relacionado con el cambio climático.

También te puede interesar: