Getty Images

¿Una Tierra sin hielo?

17-10-2017

Es física básica, a medida que aumentan las temperaturas, el hielo se derrite.

Pero ¿qué podría pasar si se derritiera todo el hielo del planeta?

Por:Antonio Medina

El último periodo glacial o “Era de Hielo” tuvo lugar hace unos 12 mil años y desde ese entonces hasta nuestros días, los hielos que se produjeron en esta época han ido derritiéndose poco a poco. En aquel entonces el hielo cubría gran parte de los continentes, y el nivel del mar estaba al menos 120 metros por debajo del nivel actual.

Pero en la actualidad, estas gigantescas placas de hielo se han reducido de manera considerable, tanto que ahora los únicos vestigios que quedan de esta era de hielo se encuentran en la Antártida y en Groenlandia, además de los glaciares y icebergs que flotan en los océanos.

Durante sus 4,600 millones de años, nuestro planeta ha pasado por estos cambios muchas veces  El problema, y lo que preocupa a los científicos actualmente, es que el reciente aumento en las temperaturas globales del planeta han acelerado este proceso, lo que podría tener graves implicaciones para nuestro planeta y todos los que habitamos en él.  

Cuando las temperaturas aumentan y el hielo se derrite, más agua fluye hacia los mares por glaciares y casquetes de hielo, y el agua del océano se calienta y se expande en volumen. Esta combinación de efectos ha jugado un papel importante en elevar el nivel medio del mar entre 10 y 20 centímetros en los últimos cien años.

Pero ¿qué pasaría si todo el hielo del mundo se derritiera?

A pesar de que el agua congelada sólo representa el 2% de toda el agua de la Tierra, el derretimiento total de esa parte podría representar un grave riesgo para nuestro planeta. A pesar de que desestimemos todo el hielo que ya se encuentra flotando en el océano, el nivel del mar podría incrementarse hasta 66 metros, lo que sería suficiente para inundar por completo algunas ciudades costeras como Londres, Nueva York o Venecia. En el caso de México, la península de Yucatán quedaría sumergida casi por completo bajo las aguas del caribe.

Pero no sólo podrían llegar a desaparecer ciudades, también corremos el riesgo de que países enteros terminen como la mítica Atlántida. La región norte de Europa podría desaparecer en gran medida, incluyendo países como Bélgica, Holanda y Dinamarca que podrían dejar de existir.

Pero esto no es el único impacto que tendría el derretimiento de todo el hielo de la Tierra, pues las grandes placas funcionan como espejo y reflejan la radiación solar, ayudando a que la temperatura no sea tan elevada. Pero en caso de que desaparezcan, la temperatura media del planeta aumentaría, afectando principalmente las regiones áridas del continente africano, donde las ya de por si duras condiciones, se volverían tan extremas que sería imposible para el ser humano vivir en ellas.

Si bien los cambios son una constante en nuestro planeta, las actividades del hombre están afectando a la Tierra y esto ha hecho que se acelere de manera considerable el derretimiento de las placas de hielo.

A pesar de que para llegar a este escenario tendrían que pasar muchos años, debemos tomar las medidas necesarias para frenar en lo posible este cambio climático y evitar que la geografía, el clima y la vida en nuestro planeta cambie drásticamente por la desaparición de todo el hielo que existe en nuestro planeta.

 

También te puede interesar: