El triunfo de las energías renovables

01-08-2017

Aún hay esperanza para nuestro planeta


Por: Alejandra Almed

Nos encontramos en un mundo que no para de crecer. El desarrollo tecnológico, científico, industrial y por supuesto demográfico hace imposible dejar a un lado la producción de energía; aún así no podemos permitir que nuestro desarrollo vaya en contra de la vida del planeta.

Es por esta razón que es momento de dejar actuar a las energías renovables, pues hasta ahora han demostrado ser nuestro mejor aliado.  

Este año se publicó un informe por parte de la empresa Bloomberg New Energy Finance­,– empresa cuyo objetivo desde el 2004 es el uso de energías limpias en todo el mundo– en donde afirman que en tan solo 4 años la energía solar finalmente será más barata que el carbón en casi todos los lugares del mundo.

Informa también que en el 2040 el 40% de la energía de Brasil será generada por el sol, mientras que en Alemania será el 15%. Se espera que para el 2040 los costos de la energía solar disminuyan un 66%. Definitivamente, con estos números será difícil competir contra este tipo de energía, lo cual deja a los combustibles fósiles muy en el pasado y da paso a la reducción significativa del calentamiento global.

El informe generado por Bloomberg establece que en el 2026 las emisiones de gases del efecto invernadero llegarán a su limite, sin embargo, gracias a la revolución de las energías renovables, ésta cima será 4% menos que la del año pasado–el año más caliente registrado hasta ahora.

Por otro lado, Bent Christensen, responsable de la proyección de costos para la división de energía eólica de Siemens, ha estimado que los costos de la industria eólica en mar adentro en Europa han alcanzado un récord tres o cuatro años antes de lo previsto, pues han bajado considerablemente. Esto podría significar que los parques eólicos de alta mar podrían no necesitar ayuda del gobierno; es decir, que son económicamente viables sin apoyo adicional.

 

WindFarm.jpg
Reuters/Fabian Bimmer

 

La energía eólica ha tenido una rápida reducción de precios en los últimos años, un 27% desde el 2014. Esto significa que la energía eólica ya esta siendo más o igual de barata que el carbón. Se estima que éste descenso en los precios continúe en el futuro, por lo que ya varias empresas, como Siemens Gamesa y MHI Vestas Offshore Wind,  planean tener tecnologías que logren este objetivo para el 2024-2025.

Otro ejemplo de este triunfo ante los combustibles fósiles es el caso de Dinamarca, país que el 22 de febrero de este año logró abastecer de energía a todo el país utilizando únicamente energía proveniente de turbinas de viento. Ese día, especialmente ventoso, permitió romper récord por la mayor cantidad de energía generada por una sola turbina en un periodo de 24 hrs.  En éste histórico 22 de febrero se generaron 97 GWH, de los cuales 70 GWH venían de instalaciones en tierra y  27GWH de turbinas en alta mar. Este poder generado por un solo tipo de energía renovable es suficiente para alimentar a 10 millones de hogares en la Unión Europea.

Al igual que Dinamarca muchos países Europeos ya están dentro de esta nueva revolución de energía limpia. El año pasado, el Reino Unido fue capaz de funcionar sin la necesidad de carbón por 12 horas y medias; Alemania pasó un par de días siendo renovable e igualmente Portugal, que lo hizo por cuatro días consecutivos. Según Oliver Joy, portavoz de la industria eólica en Europa “Es muy impresionante pero lo que esto demuestra es que lo renovable puede de verdad ser la solución de las necesidades europeas”.

Sin embargo no todo lo bueno pasa en Europa; Costa Rica es uno de los países más impresionantes si del sector renovable hablamos. El año pasado este país sudamericano fue capaz de depender dos meses enteros de energías renovables. El gobierno de este pequeño país se ha mantenido a la vanguardia en cuanto a energía limpia, pues en el 2015 también pudo reunir el 99% de sus necesidades totales de energía a partir de fuentes renovables.

CostaRicaEnergia.jpg
Una de las grandes apuestas de Costa Rica es la energía solar. AFP

 

Por otra lado, también ya son muchos propietarios independientes y civiles los que buscan utilizar cada vez más energías renovables. La empresa Tesla, por ejemplo, planea implementar tejas generadoras de energía solar para acompañar  a sus autos eléctricos y las baterías solares de bajo costo para los hogares que ya están de venta en el mercado. No cabe duda que Elon Musk apunta hacia un futuro sostenible; no por nada a principios de este año cambio el nombre de su empresa Tesla Motors a Tesla Inc.–un cambio que significó el aceleramiento y el acercamiento hacia la energía sostenible.

Con varias industrias, algunos países y ciertas empresas privadas apostando por las energías limpias, el panorama para los combustibles fósiles se ve cada vez más turbio.

Algo que el planeta, sin duda, debe estar celebrando. 

También te puede interesar: