Paisaje volcánico en la península de Reykjanes en Islandia.
Crédito: Peninsula de Reykjanes imagen via Shutterstock

Islandia perfora el pozo geotérmico más profundo del mundo en el corazón de un volcán

20-02-2017

Por: Antonio Medina

Islandia rumbo a la vanguardia en energía geotérmica

Dado el deterioro al medio ambiente que resulta el uso desmedido de los combustibles fósiles, las fuentes alternativas de energía cobran cada vez más importancia. Entre las energías renovables que actualmente se desarrollan destacan la hidroeléctrica, eólica, solar, biomasa, oceánica y la geotérmica. Ésta última una de las más utilizadas y, sin duda, una de las más interesantes y efectivas.

No todos los días se puede estudiar de cerca un volcán, pero un grupo de científicos que investigan la probabilidad de utilizar la energía emanada de los volcanes para crear energía eléctrica, ha logrado taladrar hasta el núcleo de un volcán en Islandia.

Los científicos estudiaron el sistema volcánico en la península de Reykjanes, que ha estado inactivo por un periodo de 700 años. La profundidad del campo geotérmico (área con alto flujo de calor) nunca había sido explorado, hasta esta misión que está llevando a cabo el Proyecto de Perforación Profunda de Islandia (IDDP por sus siglas en inglés).

La misión comenzó en agosto de 2016 y durante 168 días perforaron el centro volcánico de Reykjanes, alcanzando una profundidad récord de casi 5 kilómetros. A esta profundidad la excavación no toca la cámara magmática, pero penetra la capa rocosa que la rodea, la cual tiene una temperatura de alrededor de 427 grados centígrados.

La energía geotérmica utiliza el calor atrapado dentro de la superficie terrestre para generar electricidad. Utiliza el vapor de agua que emana naturalmente de lugares como géisers o los pozos profundos de agua de la Tierra. Estos vapores luego son utilizados para mover enormes turbinas que generan la energía eléctrica que utilizamos todos los días.

En el caso de la energía geotérmica volcánica, el calor viene de la llamada “agua supercrítica”, cuando la roca fundida y el agua interactúan, el calor y la presión son llevados a un punto extremo que se conoce como “supercrítico”, donde el agua no se encuentra ni en estado liquido ni en estado gaseoso. Los investigadores aseguran que la energía del agua supercrítica es mucho más alta que la emanada por el vapor geotérmico convencional y por lo tanto es una fuente de energía mucho más eficiente. En esta forma, el agua puede transportar hasta 10 veces más energía que las otras fuentes geotérmicas, por lo cual se piensa que podría ser el futuro de esta fuente energética.

 

energia geotermica en Islandia .jpg

 

La energía geotérmica es una fuente de energía mayor en Islandia, alrededor del 25% de la electricidad utilizada en ese país es generada por el calor atrapado en la superficie terrestre y el 90% de los hogares son calentados por medio de energía geotérmica. Pero el caso de Islandia es muy particular, pues la GEA (Asociación de Energía Geotérmica) reportó que en el año 2016, tan solo el 6% del potencial geotérmico global fue aprovechado. Sin embargo la producción de este tipo de energía está en crecimiento y se predice que para el año 2030, estos números se dupliquen.

Esta investigación seguirá su curso hasta el año 2018, para conocer de manera mucho más concreta la forma más eficaz para utilizar la energía geotérmica volcánica como una fuente alternativa de energía. En caso de encontrar que los posos de agua supercrítica pueden producir más energía que las fuentes convencionales de energía geotérmica, el plan a mediano plazo sería cavar menos pozos, pero que permitan producir la misma cantidad de energía que los convencionales, para así minimizar en lo posible el impacto al medio ambiente.

México, que se sitúa en cuarto lugar a nivel mundial en el aprovechamiento de este tipo de energía, puede aún incrementar sustancialmente su actual capacidad instalada.

 

También te puede interesar: