El actual Niño Godzilla se perfila para ser el más poderoso de la historia

13-10-2015

Según los últimos registros de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y la NASA el fenómeno del Niño se ha fortalecido durante septiembre y principios de octubre, acercándose en gran medida al evento de 1997-1998,  el Niño más poderoso del que se tenga registro.

Este mapa muestra las anomalías térmicas registradas en la superficie del Pacífico el 5 de octubre de 1997 y el 4 de octubre del 2015. Las manchas de color rojo indican las zonas con temperaturas superiores a la media.

el nino.jpg

La intensidad de este fenómeno climático se mide sobre todo por el aumento de la temperatura de la superficie del Océano Pacífico. Si la temperatura es mayor o igual a 0.5°C del valor medio, El Niño se considera activo.  

De acuerdo con los investigadores, en estos momentos, la temperatura del océano ya está 2.5ºC por encima de los valores medios. Lo normal es que tenga su máximo en Navidad y que se atenúe en primavera, pero debido a la intensidad del fenómeno, este año podría durar hasta el mes de junio.

Los científicos aseguran que cada evento El Niño es único, producto de las condiciones oceánicas, atmosféricas, así como del clima y del tiempo, que son únicos en ese lugar y tiempo en particular, por lo que es muy difícil compararlos y sobre todo resumir cuáles serán las consecuencias que traerá un evento concreto basándose en observaciones anteriores.

Sin embargo, los efectos sobre las áreas del globo más cercanas a la corriente oceánica que origina este fenómeno suelen ser constantes: lluvias torrenciales e inundaciones en la costa oeste del norte de Chile, Ecuador o Perú y grandes sequías en Indonesia y este de Australia.

Pero el Niño no se limita a un área geográfica, en la parte sur de Estados Unidos, sobre todo el sur de California, el Niño suele producir un invierno más frío y húmedo de lo normal, mientras que en el norte del continente las condiciones son generalmente más cálidas y secas.

Para México, el Niño de este año puede estar asociado a las intensas precipitaciones en el centro del país, además de que de intensificarse, podría traer una mayor cantidad de frentes fríos en invierno y más presencia de ciclones tropicales y sequía en verano.

Además, El Niño suele estar asociado a un incremento de la temperatura media global. Si el pasado 2014 ya se convirtió en el año más cálido del registro histórico, todo apunta a que 2015 podría superarlo.

El niño también tiene gran impacto en la vida marina.  Un ejemplo es que anteriormente hubo un blanqueo del gran coral (coral mortandad) durante el último El Niño, y es probable que suceda lo mismo este año. El agua más caliente también puede afectar a la pesca, granjas de algas marinas, mamíferos marinos y aves.

También te puede interesar: