Crédito: Video "Inside a baseball-sIze hailstorm" National Geographic

Granizo: ¿qué es y cómo se forma?

08-05-2018

¡Está granizando!

Por: Alejandra Almed

El granizo está hecho de gotas de agua congelada que se forman durante una tormenta intensa. Las gotas de aguas se acumulan en una gran nube de tormenta llamada Cumulonimubus. Este tipo de nubes crecen verticalmente, pueden llegar a abarcar hasta 12,000 metros y contienen mucha energía y fuertes vientos.

 El granizo se forma cuando una gota de lluvia comienza a caer de esta nube pero es empujada hacia arriba por una fuerte corriente ascendente de viento hasta sobrepasar el nivel de congelación, donde se congela y forma el núcleo del granizo.

 Este pequeño granizo vuelve a ser elevado por otra corriente ascendente de viento y se le agrega otra capa al granizo. El granizo vuelve a elevarse una y otra vez agregando más y más capas de gotas congeladas. Finalmente, el granizo se vuelve demasiado pesado para permanecer en la nube o la corriente ascendente se detiene o se ralentiza y caen hacia la tierra. Cuando el granizo contiene muchas capas de gotas congeladas forma grandes bolas de granizo llamados pedriscos.

Mientras más fuertes sean las corrientes de viento, más grandes serán los pedriscos que caen a la tierra. La diferencia con la nieve es que el granizo es agua que pasa de estado líquido a sólido y la nieve es vapor de agua congelado, es decir pasa de estado gaseoso a estado sólido.

Granizo en épocas pasadas

Desde que hay registro, el granizo ha sido considerado negativo para civilizaciones, pues destruye viviendas e incluso ha matado a personas. Desde tiempo atrás, las civilizaciones han tratado de prevenir este fenómeno atmosférico. Por ejemplo, en el siglo XVIII, algunas ciudades de Europa quisieron evitar el granizo disparando cañones hacia las nubes; o las iglesias , haciendo sonar sus campanas.

En el siglo XX, Rusia y Estados Unidos intentaron la siembra de nubes, que consiste en  agregar partículas químicas a las nubes desde cohetes o aeronaves. Hasta hoy, no existe algún método comprobado para controlar o prevenir la lluvia o el granizo.

La lluvia y el granizo, lamentablemente, han dañado ciudades e incluso matado a cientos de personas. En 1360, una granizada en las afueras de París, Francia, mató a cientos de soldados ingleses invasores, por lo que el rey Eduardo III abandonó su conquista de Francia. Otro caso fue en 1986,  que cayeron granizos de hasta 1 kg de peso y mataron a 92 personas en Gopalganj, Bangladesh.

Temporada del monzón

Quizás te preguntes por qué hay lugares donde se registran más granizadas que en otras. Como lo es el caso de Bangladesh, que recientemente vimos un video que mostraba una fuerte lluvia de granizos; o la india, donde también, año con año, se registran fuertes tormentas de granizo. Una tormenta de granizo particularmente mortal se registró en este país, en Moradabad, en 1888 y mató a más de 250 personas. China y la parte media oeste de Estados Unidos también sufren de este fenómeno meteorológico. 

Mucho se debe a los vientos monzones estacionales. Estos vientos se producen por la diferencia de temperaturas entre la masa de aire y el océano adyacenteEl sol calienta la tierra y el océano de manera diferente, por lo que hace que los vientos eventualmente cambien de dirección para llevar el aire más frío y húmedo del océano. Estos vientos monzones a menudo provocan lluvias torrenciales, similares a un huracán; sin embargo, un monzón no es una sola tormenta sino un cambio de viento estacional en una determinada región. El cambio de viento puede causar fuertes lluvias en el verano, pero en otras ocasiones, puede causar un período de sequía. Esto se da especialmente en el océano Índico y el sur de Asia, y generalmente comienzan a principios de junio.

¿Cómo cuidarte?

El granizo puede llegar a medir lo de pelotas de golf, tenis e incluso más. Puede causar daños extremos a construcciones, perforar techos de lámina y romper cristales de autos y ventanas. Varios científicos dicen que el granizo más grande registrado cayó en Aurora, Nebraska, Estados Unidos, el 22 de junio de 2004, midió 17.8 centímetros de diámetro y tenía una circunferencia de 47.6 centímetros, mas o menos del tamaño de una pelota de fútbol.

Hasta el día de hoy, no existe algún método comprobado para controlar o prevenir la lluvia o el granizo. Es por esto que cuando empiece una tormenta de granizo procura no salir a la calle. Si te toca estando fuera de tu casa, es importante que cubras tu cabeza hasta llegar a un refugio seguro. 

Recuerda, las tormentas de granizo no se pueden prevenir, pero saber qué hacer durante una puede salvar miles de vidas. 

 

El siguiente video se registró en Bangladesh en marzo 30/2018. Reportaron daños y heridos. Créditos video: Green Bangla SK

También te puede interesar: