Foto: archivo fotográfico Excélsior.
Foto: archivo fotográfico Excélsior.

Se cumplen 51 años de la última nevada en la Ciudad de México

11-01-2018

"Cortina de fino tul, formada por infinidad de copos de nieve que cayeron sobre la capital … en las ventanas de miles de casas niños y adultos pegaban la cara a los cristales para ver la caída de la nieve”.

- Palabras que encabezaron el periódico Excélsior.

Por: Alejandra Almed

Hoy hace 51 años en la Ciudad de México, el 11 de enero de 1967, se vivió uno de los días mas asombrosos de la ahora Ciudad de México; un espectáculo nuevo para muchos de los ciudadanos mexicanos: la capital de la República estuvo cubierta por nieve.

No fue la primera nevada, pero si ha sido la ultima que se registró en el Distrito Federal. Durante el siglo XX se registraron sucesos similares. El 11 de febrero de 1907, en plena revolución, se registró la peor nevisca en la ciudad de México. Posteriormente, hubieron otras caídas de nieve, pero sin duda la nevada del 67, con temperaturas de -4 grados centígrados, se quedó en la memoria de muchos capitalinos.

Los periódicos cubrían una de las mejores notas de principio de año. En algunos lugares de la capital, como el Ajusco, la nieve alcanzaba los 60 cm de altura. Los niños no se contuvieron y aventaban bolas de nieve a quien fuera pasando; salían de su casa a disfrutar un día como ningún otro. Muchos trabajos y escuelas fueron suspendidos. Nadie imaginaba el frío tan intenso, ni tenía la ropa adecuada. Ningún ciudadano estaba acostumbrado a ver tal ventisca afuera de su ventana.

El entonces presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, implementó, con la ayuda de la fuerza militar, un programa de emergencia, ya que para aquél entonces no existía Protección Civil. Servicios como la luz y el teléfono fueron suspendidos, miles de automóviles quedaron varados en las carreteras principales que conectaban a la ciudad y el Río de los Remedios se desbordó y causó fuertes inundaciones en algunas calles aledañas.  

Nevada2.pngFoto: archivo fotográfico Excélsior


Algunas notas amarillistas de le época reportaron el fallecimiento de varias personas debido a las bajas temperaturas. Inclusive se cuenta que un hombre sacó una pistola después de recibir un proyectil de nieve sobre su automóvil.

A pesar de que los primeros días del año 2018 han sido bastantes fríos y con temperaturas bajas, no llegan a alcanzar las que se vivieron ese día, que para muchas personas sigue siendo uno de los favoritos. Y recuerda, si ya pasó antes, puede pasar otra vez. 

También te puede interesar: