Nueva especie de dinosaurio descubierto en Coahuila

14-06-2018

Acantholipan Gonzalezi, un dinosaurio muy mexicano

Por: Luis Moctezuma

 

El 6 de junio de 2018 se cumplió el último requisito para reconocer al nuevo dinosaurio mexicano. La revista Swiss Journal of Paleontology publicó el artículo en que se da a conocer los detalles sobre el Acantholipan Gonzalezi, el dinosaurio más antiguo descubierto hasta ahora que habitó Coahuila. Con esto se reconoce oficialmente a este nodosaurio que habitó el norte del país en el Cretácico Superior.

¿Cómo era el Acantholipan Gonzalezi?

Se le reconoce como un nodosaurio; el más famoso de esta familia es el Anquilosaurio. Fue un dinosaurio acorazado distinto del Anquilosaurio porque, a diferencia de éste, no tenía un mazo en la cola. Cuenta con algunas características particulares que lo convierten en una nueva especie.

            Del Acantholipan Gonzalezi se conservan algunos huesos; la ulna, un hueso del antebrazo, tiene una proyección mayor a la de otros nodosaurios. En su zona pélvica tenía espinas cónicas que lo harían verse muy diferente a otros dinosaurios de la misma familia. Por ahora se puede imaginar a grandes rasgos, ya que no se tiene un fósil completo.

            A partir de los restos que se conservan, se pudo hacer la descripción taxonómica del dinosaurio. Este fue un punto importante para que la comunidad científica internacional lo comparara con otros y finalmente lo reconociera como una especie nueva. Con su descubrimiento se amplía el panorama de los nodosaurios que poblaron el sur de Laramidia.

            En el Cretácico Superior, época en que vivió el Acantholipan Gonzalezi, América del Norte no existía como ahora. Laramidia fue un continente formado por partes de lo que ahora es el Oeste de México, Estados Unidos y Canadá. De ahí que las especies que se conocen al sur del país sean distintas de las del norte. Ahí, al norte de su continente (en lo que ahora es el norte de nuestro país), se desarrollaron especies endémicas, al menos eso es lo que se cree por los restos que se conservan.

            Nuestro nodosaurio vivió aproximadamente hace 85 millones de años, lo que lo convierte en el más antiguo de Coahuila. Además, se estima que los restos que se conservan pertenecían a un individuo joven, de al rededor de 3.5 metros de largo y media tonelada de peso. Se estima que el tamaño de un adulto debió estar entre los 5 y 6 metros de largo.

¿Cómo se descubrió?

El trabajo de investigación para descubrir al Acantholipan Gonzalezi tomó 8 años. Se encontró en sedimentos marinos, por lo que se especula que fue arrastrado después de su muerte hacia el océano. Esto pudo ser por acción de los ríos cercanos a la zona de su muerte; otra posibilidad es que haya sido víctima de un huracán que lo arrastró hasta ahí.

            La investigación estuvo a cargo de instituciones mexicanas y alemanas. Para analizar los restos de este dinosaurio participaron: el Museo del Desierto (Coahuila), el Museo de Paleontología Eliseo Palacios Aguilera (Chiapas), así como el Museo Estatal de Karlsruhe y la Universidad de Heidelberg, ambas de Alemania. Gracias a esta colaboración fue posible el reconocimiento de esta nueva especie.

            El nombre que se le asignó es una combinación de la forma del dinosaurio, el lugar en que fue descubierto y uno de sus benefactores. Acantos es una palabra griega que significa espina, como las que tenía sobre su pelvis. Lipan es una contracción de Lépai-Ndé, pobladores antiguos de la región donde está Ocampo, Coahuila, el lugar donde se encontraron los restos. Finalmente, Gonzalezi se agregó en honor a Arturo González Gonzáles, director del Museo del Desierto por su apoyo a la investigación paleontológica en México.

            Ahora México tiene un nuevo dinosaurio reconocido a nivel mundial. El Museo del Desierto aún no tiene una reproducción de este dinosaurio pero está entre sus planes. Actualmente los restos del Acantholipan Gonzalezi pertenecen a la Colección Paleontológica de Coahuila. Habrá que llegar antes a un acuerdo para que se logre exhibirlos en el museo que colaboró para el reconocimiento de este nodosaurio mexicano.

También te puede interesar: