Listos embriones in vitro de rinoceronte blanco

05-07-2018

La esperanza para salvar al rinoceronte blanco del norte.

Por: Luis Moctezuma

 

En marzo de este año murió Sudán, el último rinoceronte blanco del norte. El 4 de julio se publicó un artículo en la revista Nature donde se documenta el desarrollo de embriones listos para la fecundación in vitro. La realización de este trabajo estuvo a cargo de investigadores del Instituto Leibniz, en Alemania, en colaboración con investigadores italianos, australianos y japoneses.

Reproducir a una especie desde el laboratorio

Cuando Sudán recibió la muerte asistida quedaban únicamente 3 ejemplares de sus especie. La reproducción entre el último rinoceronte blanco del norte macho y las dos hembras sobrevivientes no fue posible. Sin embargo, las esperanzas de conservar la especie no se perdieron y se conservó material genético para continuar las investigaciones sobre la posible reproducción.

            El equipo de investigación creó embriones con material genético de rinocerontes blancos del norte y del sur. Esta última especie cuenta con más ejemplares (aproximadamente 20 mil), y su número facilita la experimentación. Esto haría que la descendencia no sea exactamente de la misma especie que la que hoy está por extinguirse.

            Se tienen embriones en etapa de blastocisto. La forma de conseguirlos fue usar esperma que se conservó congelado para fertilizar ovocitos de hembras de rinoceronte blanco del sur. Para esto se introdujo espermatozoides en los óvulos mediante inyecciones intracitoplásmicas.

            Los embriones lograron desarrollarse durante varios días hasta alcanzar una estructura celular compleja; ahora se mantienen congelados. El siguiente paso es implantarlos en hembras de rinoceronte blanco del sur. El siguiente reto es introducir los embriones en el cuerpo de las hembras con la esperanza de que sigan desarrollándose normalmente dentro de ellas.

            Los autores del artículo descartan a las dos hembras de rinoceronte blanco del norte para investigación. Aunque lo ideal para mantener la información genética de la subespecie sería no mezclarla con otras, no es parte de la propuesta de estos investigadores. Se les considera infértiles y es por esto que se dio prioridad a la reproducción de un híbrido.

Antecedentes alentadores

La reproducción asistida es una posibilidad que ya se ha probado antes. Al momento de la muerte de Sudán ya había otra institución interesada en investigar reproducción in vitro de rinocerontes blancos: el zoológico de San Diego. Para este momento ya tienen una hembra inseminada artificialmente que sigue en proceso de gestación.

            El 22 de marzo de este año se anunció el éxito al inseminar a Victoria, una rinoceronte blanco del sur. Se trata de una subespecie distinta, con un mayor número de ejemplares vivos pero es un antecedente que servirá en los esfuerzos por la conservación de rinocerontes blancos. El embarazo de este tipo de rinocerontes dura de 16 a 18 semanas, así que todavía queda tiempo para ver los resultados.

Los intentos por conservar a los rinocerontes blancos del norte tienen tiempo de haber comenzados. En los últimos 20 años se han probado distintas alternativas. Ahora que sólo quedan dos hembras la tarea es todavía más complicada. No se ha tenido éxito en los intentos anteriores pero la esperanza se conserva, ahora en forma de híbrido entre dos subespecies.

También te puede interesar: