Vacas lecheras. FOTOGRAFÍA: JAK WONDERLY, National Geographic.

Los mamíferos son cada vez más pequeños

23-04-2018

La presencia del hombre afecta de distintas formas a los seres vivos que le rodean: el tamaño de los animales también está siendo afectado.

Por: Luis Moctezuma

Aunque solemos ver a los dinosaurios como los últimos gigantes extintos, después de ellos, la Tierra fue habitada por otros animales de gran tamaño. Con el tiempo los grandes mamíferos han ido desapareciendo y uno de los motivos es la presencia humana. No se trata de algo que haya comenzado recientemente, si no es una larga historia en donde el ser humano ha ido adaptando el entorno a sus necesidades.

La vaca, el gigante de los próximos siglos

Si este ritmo continúa se estima que en los próximos 200 años los grandes mamíferos habrán desaparecido. Pronto, el de mayor tamaño será la vaca. Esta conclusión fue parte de una investigación desarrollada por la universidad de Nuevo México. Los participantes fueron: Felisa A. Smith, Rosemary E. Elliott Smith, S. Kathleen Lyons y Jonathan L. Payne, y publicaron sus resultados en la revista Science.

Hace 45 millones de años los mamíferos eran de un tamaño mayor que ahora. Las especies que sobreviven, como los elefantes de casi 4 toneladas, son mucho menores que otras especies que coexistieron con el ser humano hace varios años, como el mamut, que se acercaba a las 11 toneladas. La tendencia desde la dispersión de nuestra especie es que los otros mamíferos terrestres tengan un tamaño cada vez menor.

Para llegar a sus resultados, los investigadores partieron de un análisis de datos sobre mamíferos de los últimos 66 millones de años. Fueron distintos factores los que influyeron, sin embargo, la influencia de nuestra especie es difícil de ocultar. La época en que los homínidos comenzaron a salir de África muestra datos muy claros sobre lo que hemos hecho con otras especies.


Humanos ante grandes mamíferos

Hace aproximadamente 125 mil años, cuando el hombre salió de África, la distribución de la fauna era distinta. En el continente que vio nacer a nuestra especie, los mamíferos ya eran pequeños en comparación con los de otras regiones del mundo. La presencia humana redujo el tamaño máximo de las otras especies ante su paso. Los mamíferos extintos medían entre dos y tres veces más que los que sobreviven a la fecha.

Uno de los datos más precisos le pertenece al continente americano. Durante el Pleistoceno tardío, cuando los habitantes del norte de nuestro continente comenzaron a usar armas de largo alcance, la masa corporal promedio de otras especies se redujo drásticamente. Este cambio representó casi 10 veces menos masa, tanto en el promedio como en los representantes de mayor talla; el promedio pasó de 98 kg a 7.6 kg.

La influencia de nuestra especie es notable en todo el plantea. Transformamos el espacio, adaptamos a las especies a nuestro favor (tanto animales como vegetales) y modificamos las condiciones de vida. Ya sea por tomar a otros mamíferos como alimento, considerarlos competencia y atacarlos, domesticar u otros procesos pero no cabe duda que hemos influido en su tamaño.

Impacto de la reducción en el tamaño de los mamíferos

Hoy en día, la extinción de especies es algo que vemos a un ritmo acelerado, sin embargo, no es nuevo. Cada vez es más frecuente que despertemos con la noticia de la extinción de alguna especie. Lo que la investigación pone en evidencia es que no se trata de algo nuevo, si no que nuestra especie lo ha hecho durante mucho tiempo, sólo que ahora se ven resultados a una mayor velocidad.

La presencia de mamíferos de gran tamaño tiene un impacto en los ecosistemas a los que pertenecen. El ser humano le ha dado prioridad a algunas especies, ya sea porque disfruta de su compañía o porque las usa como alimento y esto ha alterado los ecosistemas. Si esta tendencia continúa serán perjudicial para todos. No se trata sólo de tener cada vez menos especies, sino de perder el aporte que ellas hacen al ecosistema.


También te puede interesar: