Mundo Microscópico

13-10-2017

Preparate para sorprenderte...

Por: José Antonio Rodríguez 

Existe todo un universo más allá del que somos capaces de percibir con nuestros ojos y no nos referimos al espacio exterior, en este caso hablamos de la vida microscópica.

Vivimos día a día compartiendo espacio con millones y millones de microorganismos fascinantes, de los cuales desconocemos su existencia o simplemente no sabemos cuál es su función.

¿Qué es un microorganismo?

Como la palabra lo dice son seres vivos de un tamaño tan pequeño que es prácticamente imposible apreciarlos a simple vista, pero existen herramientas como la microscopía que nos sirven estudiar este fascinante universo. Estos diminutos seres pueden ser organismos unicelulares, es decir de una sola célula, como es el caso de las bacterias; u organismos pluricelulares, compuestos por dos o más células, como lo son algunos hongos.

Bacteria.jpg

¿Dónde viven?

Su gran capacidad de adaptación y sus ciclos de vida sencillos los han vuelto realmente exitosos a lo largo del tiempo y los podemos encontrar en cualquier tipo de ecosistema.

Ellos habitan en todos lados, desde el patio de una casa, hasta las selvas más abundantes; desde el charco más pequeño, hasta las inmensidades del océano; incluso muchos de ellos habitan como huéspedes dentro de otros organismos.

¿Cuáles son sus funciones?

El tamaño de una especie no refleja la importancia ni el impacto que tienen dentro de un ecosistema.

Una de las funciones más importantes de los hongos y algunas especies de bacterias, por ejemplo, es la de descomponer materia orgánica. Esta función es la que termina con el ciclo de vida de un animal y da inicio al ciclo de vida de otro individuo. ¿Cómo es esto posible?

Imagina que un animal vivió toda sus vida en un bosque por lo que siempre se alimentó de recursos provenientes de ese bosque. En el momento que el animal muere estos microorganismos se encargan de regresar todos los nutrientes del animal al suelo del bosque para que de esta manera puedan ser aprovechados por otro individuo y así seguir conservando un ecosistema apto por mucho tiempo.

Las bacterias podrían ser consideradas más importantes que una planta o un ave, pues realizan funciones vitales para mantener el suelo, del que dependemos los seres vivos.

Existen muchas otras funciones de estos seres diminutos, pues este microuniverso es más grande y fascinante de lo que creemos. Son tantos los microorganismos que existen en el planeta, y tan diferentes que es imposible conocerlos todos. Pero de ahora en adelante recuerda que estos seres diminutos están en todos lados, siempre ayudándonos al buen funcionamiento de nuestro entorno.

 

 

También te puede interesar: