ChemaTierra

Científicos están construyendo una nave a vapor que pudiera explorar el espacio 'eternamente'

25-01-2019

Naves espaciales a vapor, la revolución de la exploración espacial

Por: Antonio Medina

 

El boom de la exploración espacial ha hecho que los investigadores, científicos e ingenieros tengan que pensar fuera de la caja para conseguir sus objetivos, ejemplos de esto son: las propuestas de la NASA de enviar un submarino a explorar los mares de Titán, la luna de Saturno, el rover con un helicóptero para explorar planetas también propiedad de la agencia espacial estadounidense o incluso el elevador espacial para llegar a la Luna, un proyecto en desarrollo por parte de una compañía japonesa. Ahora, la innovación no viene en cuanto al vehículo de exploración, sino en la forma de propulsarlo.

Actualmente, existen varios métodos de propulsión, pero todos tienen una caducidad, por lo cual, se ha buscado una solución a este problema y parece que Honeybee Robotics y la Universidad de Florida Central han encontrado la forma de resolverlo y han comenzado a fabricar una nave propulsada por medio de vapor. Y, aunque esto pareciera que nos regresa a los inicios de la Revolución Industrial, cuando las máquinas eran propulsadas por medio de vapor de agua, es todo lo contrario.

El prototipo de la nave denominada World is Not Enough (WINE por sus siglas en inglés) fue presentado en un video de Honeybee, una compañía que no es nueva creando herramientas para la exploración espacial, pues ha cumplido con más de 300 contratos con la NASA. El principio mediante el que funciona es bastante sencillo, se planea que WINE pueda recolectar agua congelada de asteroides, algo que con los recientes éxitos de la nave MASCOT, al aterrizar y explorar el asteroide Ryugu, sabemos que es completamente posible. El objetivo de la recolección de agua congelada es el de almacenarla para después calentarla y finalmente convertirla en vapor que permita propulsar a la nave por siempre. Oíste bien, una nave que pudiera volar y explorar "para siempre".Los requerimientos eléctricos de la nave serán cubiertos por paneles solares.

Estas elecciones de fuentes de energía pueden cambiar dependiendo el ambiente en el que trabaje la nave. En caso de necesitar que la nave funcione en ambientes de baja gravedad cercanos a nuestro sistema solar, los paneles solares serían la elección, pero en caso de que las misiones sean en lugares con alta gravedad y alejados de nuestro Sol, una batería nuclear podría sustituir a los paneles y alimentar a la nave.

Para comenzar, WINE está pensado en explorar la zona de nuestro sistema solar con la mayor cantidad de asteroides, el cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter, el escenario ideal para que esta novedosa nave ponga a prueba su sistema de propulsión, que podría venir a revolucionar por completo la forma en que las sondas y naves espaciales se mueven a través del espacio.

También te puede interesar: