ChemaTierra
dzika_mrowka/iStock

¿Qué dice la ciencia de que Estados Unidos abandone el pacto nuclear con Irán?

09-05-2018

La ciencia siempre tiene una opinión… en este caso, en contra.

Por: Deyanira Almazán

En el 2015, el mundo celebraba el acuerdo histórico entre Irán y la comunidad internacional, dirigida por los Estados Unidos, sobre la energía y las armas nucleares. El objetivo era simple: ayudar a potencializar esta nación islámica utilizando energía nuclear y al mismo tiempo garantizar que no sea una puerta de entrada al uranio / plutonio enriquecido que permita la producción de armas nucleares.

Pero el gusto duró poco, y en un acto no tan sorprendente, el presidente Donald Trump anunció este 9 de mayo que Estados Unidos se retirará del acuerdo.

Antes de opinar sobre las repercusiones económicas o políticas de este suceso, es importante entender la ciencia detrás. Así que comencemos explicando qué es la energía nuclear.

La energía nuclear ofrece ventajas como ninguna otra. A diferencia del carbón, el petróleo o el gas natural, no produce emisiones de gases de efecto invernadero al no quemar carbono, además de que no corremos el riesgo de que se acabe en miles de años; a  diferencia de las energías verdes como la eólica, la solar o la hidroeléctrica, la energía nuclear no está sujeta a variaciones de clima, de hora o de estación.

La maravilla de la energía nuclear se basa en el proceso de fisión nuclear, donde los átomos se dividen y liberan energía a través de la famosa ecuación de Einstein E=mc2. Esto hace que las transiciones nucleares sean unas 100,000 veces más eficientes, lo que significa que la misma cantidad de combustible que a través de reacciones químicas puede alimentar una ciudad por un día, puede durar siglos a través de reacciones nucleares.

Pero nada es perfecto, y la energía nuclear no es la excepción. La catástrofe ambiental y ecológica que puede resultar de un accidente nuclear es escalofriante, pero también lo es el hecho de que los subproductos de estas reacciones nucleares producen material que podría usarse para construir una bomba atómica. Y esto es precisamente el miedo de la comunidad científica si se rompe el tratado de 2015; Irán podría construir una bomba atómica en los próximos años.

Mientras que Irán prometió preservar el acuerdo nuclear incluso sin Estados Unidos (después de todo, hay 5 naciones más involucradas en el acuerdo), el país también ha dicho que podría reiniciar rápidamente su programa nuclear si el acuerdo colapsa.

Entonces la principal pregunta es, ¿qué tan rápido podría Irán reiniciar su programa de armas nucleares?

En primer lugar, Irán tendría que reinstalar las casi 13,000 centrífugas que fueron desmanteladas y no utilizadas después del acuerdo. Las centrífugas se usarían para enriquecer más uranio, luego de que el país se viera obligado a deshacerse del 95 por ciento de sus reservas de uranio enriquecido bajo los términos del acuerdo de 2015.

Entonces, Irán tendría que fabricar el arma. Antes del acuerdo de 2015, algunos analistas predijeron que Irán necesitaría meses para enriquecer el uranino suficiente para crear un arma y, por lo menos, un año para desarrollar una ojiva y un misil.

Si estas cifras siguen en pie y si el retiro de los Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán hace que se derrumbe todo el acuerdo, no es inconcebible que Irán tenga armas nucleares en los próximos años.

También te puede interesar: